Las calzadas romanas en territorio carpetano

publicado en: Territorio | 0

Las calzadas romanas en territorio carpetano

vías y calzadas romanas en territorio carpetano

El diseño del trazado de las vías y calzadas romanas en territorio carpetano fue fundamental para extender la romanización. Carpetania (lógico y normal, siendo como era y es, el centro geográfico peninsular) era encrucijada de las grandes vías romanas que atravesaban la Meseta enlazando de punta a punta la Península Ibérica. Las fuentes clásicas han transmitido el nombre de algunos enclaves, que en un principio no fueron más que mansiones o casas de posta próximas. Algunas surgieron al calor de la vía, pero otras eran ya núcleos asentados de población indígena, cercanos a una calzada y que cumplieron el rol de venta de carretera.

Las fuentes clásicas principales que nos informan del trazado viario romano son el Itinerario de Antonino y el Anónimo de Rávena o Ravenate. El Itinerario de Antonino, más completo, se hace eco de una importante vía que, circunvalando en un gran rodeo a través de Septimanca (Simancas, Valladolid), arrancaba desde Emerita Augusta (Mérida, Badajoz) y finalizaba en Caesaraugusta (Zaragoza). Uno de los tramos de esta vía se dirigía desde Emerita a Ocelo Duri (tradicionalmente ubicada en Zamora, pero con muchas dudas), desde aquí, a Septimanca, y desde este punto se internaba en la Carpetania, donde figuran las mansiones de Miaccum y Titulcia; desde aquí asciende en dirección suroeste-noreste, abandonando Carpetania por Complutum, superando el Henares y perdiéndose en el horizonte rumbo a Caesaraugusta, capital provincial.

La distancia entre Miaccum y Titulcia es de 24 millas, y de aquí a Complutum, 30, según el Itinerario. Blázquez y Sánchez Albornoz identificaron restos de esta ruta entre Carabanchel y Pinto, pues coinciden con los trechos del Itinerario de Antonino.

Otra de las calzadas romanas en territorio carpetano unía también Emerita con Caesaraugusta, pero esta vez a través de un camino más recto, atravesando la carpetana Toletum, con dirección suroeste-noreste. En Carpetania incluye tres mansiones: Toletum, Titulcia y Complutum. De Toletum a Titulcia, 24 millas, y de ésta a Complutum, 30 millas, ruta que según Blázquez y Sánchez Albornoz sería el conocido como “camino viejo de Toledo a Aranjuez”.

Otra vía que recorría la Carpetania partía desde Asturica Augusta (Astorga), cruzaba Ocelo Duri, donde coincidía con la primera vía citada y alcanzaba también, inevitablemente, Caesaraugusta. Blázquez y Sánchez Albornoz la denominaron “vía de Segovia a Titulcia”, y posteriormente  “vía de Titulcia a Segontia (Sigüenza)”.

Otra vía enlazaba Emerita y Caesaraugusta, por la Lusitania, se dirigía por el sur a la Carpetania, atravesando Laminium (ubicada por Alföldy en la población de Alhambra, provincia de Ciudad Real), hacia el norte. En territorio carpetano pasaba por Alces[2], Vico Cuminario[3], Titulcia y Complutum, y desde aquí enfilaba hacia Caesaraugusta. Es la llamada “vía de Laminio a Titulcia”, también aludida por Blázquez y Sánchez Albornoz.

La vía desde Laminium a Toletum enlazaba dos mansiones, Murum[4] y la carpetana Consabura. Para este recorrido, Blázquez y Sánchez Albornoz enumeran 55 millas en línea recta, y el Itinerario de Antonino, un total de 95 millas. En Consuegra (la antigua Consabura) se han descubierto restos de la calzada. El Ravenate aporta menos datos: la vía de Emerita a Caesaraugusta atravesaría al menos tres mansiones carpetanas, Complutum, Titulcia y Toletum, y agrega ignotas ventas desconocidas en el Itinerario de Antonino a lo largo del camino que transcurre entre Toledo y Mérida.

Ruiz Carmona defiende la existencia de una vía romana que enlazaba Toletum y Complutum, a través de la comarca de La Sagra, con determinados enclaves reconocidos en Olías, Cabañas, Yunclar, Yuncos e Illescas. Esta última, de indudable origen romano, crecería al calor, al olor y al sabor de esta ruta.

[2] Tradicionalmente Alces se ha situado en un área delimitada por las localidades de Villacañas, Campo de Criptana y Alcázar de San Juan, pero se continúa conjeturando sobre su paradero.

[3] Se desconoce su localización.

[4] Posiblemente Calatrava  la Vieja, Ciudad Real.

Dejar una opinión