La etimología de carpetano

publicado en: Historiografía y fuentes | 0

La etimología de carpetano. Etimológicamente, el topónimo Carpetania proviene del griego “karpetanoi”, a su vez procedente de la lengua de los primeros que contactaron con los grupos mesetarios, fenicios y cartagineses. “Karpetanoi” podría muy bien derivar de karra, piedra, palabra de raíz mediterránea, que sugeriría el nombre con el que estos indígenas se autodenominarían, hipótesis muy difícil de probar. Es más fácil suponer que el nombre deriva de quienes escribieron sobre ellos.

Etimología de carpetano

En púnico, el radical Kart se refiere a ciudad (Kart-Hadtha era Cartago), y no sólo eso, sino más bien a la ciudad amurallada. De forma similar, en griego es karta- o en latín castra. El arqueólogo Dionisio Urbina hace derivar Karpe del púnico kart-p, en griego Kalpe. Posiblemente esta sea la base del nombre Kart-p-(t)anos, los que habitan en lugares poco elevados pero con pendiente pronunciada: taludes, cuestas o “frentes de escarpe”. El mismo Urbina los sitúa, basándose en citas de las fuentes, en el valle medio del Tajo. Esa fue la denominación cartaginesa, de origen geográfico, como puede verse, de la que no parece inferirse organización política alguna que los definiera como una etnia determinada. Julio Caro Baroja aseguraba que numerosas ciudades carpetanas estaban ubicadas sobre riscos y escarpes.

En la toponimia actual aún se conserva el término o raíz carpio para designar un pequeño promontorio o escarpe, cercano a una vía fluvial. Estos kartd-p o escarpes estarán asimilados a los frentes de escarpe de los páramos alcarreños y mesas como las de Chinchón y Ocaña. Aquí han proliferado asentamientos de la Edad del Hierro II, que el mismo Urbina y su equipo se ha encargado de estudiar en profundidad.

El profesor Rurik Kotzebue plantea como una hipótesis para la etimología de carpetano, no exenta de curioso exotismo el siguiente origen del término “carpetano”. Asimila a los carpetanos, del latín Carpetani, -orum, con una derivación directa del orónimo eslavo Karpaty, “los Cárpatos”, sierra que junto con el bajo Danubio fue cuna de los eslavos en Europa. Al nombre eslavo se añadió el sufijo latino a la vez que el eslavo –an-, que indica a menudo una relación de lugar u origen, lo que produjo una dislocación de acento tónico y, por ende, el cambio de la a en e. Como el orónimo[1] debió tener en un principio el sentido genérico de “sierra”, carpetanos puede haber significado en la Península Ibérica “los serranos” o “los advenedizos desde los montes Cárpatos”. Advenedizos tendría aquí connotación de recién llegados. Lo que nos faltaba: descendientes del Conde Drácula…

[1] Nombre de cordillera, montaña, en resumen cualquier elevación orográfica.

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *