La arqueología vettona en el siglo XXI

publicado en: Historiografía y fuentes | 0

La arqueología vettona en el siglo XXI

La arqueología vettona en el siglo XXI está en auge. En el inicio de este nuestro siglo XXI, el gran público, o al menos, parte de ese público, conoce algo sobre los vettones, y siente cierto interés en conocer el pasado de las gentes que vivieron en el solar que ahora habitamos nosotros. El conocimiento del Patrimonio significa un nuevo turismo cultural que, a diferencia del masificado turismo de sol y playa, comienza a emerger con fuerza de la mano de nuevos intereses culturales, pero sin desbancarlo ni mucho menos.

Arqueología vettona en el siglo XXI
Exposición sobre los vettones en el Museo Arqueológico Regional de Alcalá de Henares en 2008

La Arqueología sale de su zona de confort, es decir, de las Universidades y de los profesionales que la ejercen libremente, para extender su conocimiento a cada vez más amplios sectores de la sociedad. La divulgación está de moda, y para ello, es necesario traducir el farragoso lenguaje científico a un lenguaje comprensible por la gente de la calle interesada en la arqueología, pero que, evidentemente, carece de los conocimientos necesarios para profundizar en el estudio. Se hace imprescindible la figura del arqueólogo-investigador-divulgador, a la manera de Juan Luis Arsuaga, capaz de ser a la vez un experto paleontólogo, y un eficaz comunicador. Este nuevo profesional tiene como finalidad primordial explicar a la gente corriente y moliente toda una caterva de conceptos complejos de una forma sencilla, a la vez que rigurosa. Porque ambas cosas no están reñidas, pero es difícil conciliarlas.

El proyecto europeo Interreg III-A, Castros y Verracos Célticos (2003-2005), desarrollado en provincias españolas como Ávila o Salamanca y en regiones portuguesas como Miranda do Douro, Mogadouro o Penafiel, ha servido para activar una ruta turística cultural que tiene como objetivo la divulgación de los castros y los verracos vettones. Este proyecto ha restaurado y reconstruido algunos yacimientos, los ha puesto en valor para el acceso del público y además se ha procedido por los expertos a su estudio y reinterpretación según las nuevas corrientes historiográficas que campean en la arqueología vettona.

El arqueoturismo está en boga, como demuestran iniciativas como los Cuadernos de Patrimonio Abulense, publicados por la Diputación de Ávila (desde 2005), que incorporan una completa y revisada información sobre castros, verracos e intervenciones arqueológicas. Además se creó en 2005 un espacio cultural vettón en la Torre de los Guzmanes, en Ávila capital, denominado Vettonia: cultura y naturaleza, proyecto en el que han intervenido Álvarez-Sanchís y González-Tablas, reconocidos expertos del mundo vettón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *