| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
El Norte
 

- Valle de Chistau y Tella-

El Valle de Chistau está formado por la erosión fluvial del río Cinqueta, que ha acabado por formar un paisaje de altas cumbres. Praderas, bosques y riscos ocupan esta región peculiar. Las gentes del valle conservan su lengua, el chistabín, y sus costumbres.

Se pueden hacer rutas por el valle. Quizás el Refugio de Viadós es el espacio de alta montaña más visitado de este valle, por aquí pasa el GR-11 o Ruta Transpirenaica y es punto de partida de muchas rutas de diferente dificultad, siendo la principal la que llega hasta el Posets (3.369 m), segunda altitud pirenaica después del Aneto.

Plan, San Juan de Plan y Gistain son poblaciones muy cercanas entre sí y unidos por senderos cortos y agradables. De la parte alta de Plan nace el sendero que le une a Gistain en 45 minutos, desde donde se obtiene un impresionante mirador del valle. De San Juan a Plan se pasea plácidamente durante 20 minutos a orillas del río Cinqueta. En San Juan de Plan, el museo Etnográfico, situado en la antigua "casa del Cura", como dicen los lugareños, es de visita obligada para comprobar como hasta no hace muchos años, los pobladores de estas tierras altas practicaban una economía de supervivencia y de aprovechamiento absoluto de los recursos puestos a su alcance por la Naturaleza.

Sin, encaramada en una soleada ladera sur (al igual que Gistaín) tiene una estructura urbanística de estilo medieval y detalles de arquitectura popular pirenaica en fachadas, aleros, balcones, ventanas y dinteles. En su iglesia parroquial apareció en perfecto estado la "momia de Tiburcio", que corresponde a un conocido terrateniente de la época. Saravillo cuenta con un establecimiento que produce y vende quesos artesanos de la zona, de cabra y vaca.

En Tella (1350 m de altitud), situada a la entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, se puede realizar la Ruta de las Ermitas, paseo circular de una hora a través de un majestuoso entorno natural y que lleva a las ermitas de los Santos Juan y Pablo (s. XI), de la Virgen de Fajanillas (s. XVI) y de la Virgen de la Peña (s. XIII). Cercano a Tella, se puede visitar el dolmen "Losa de la Campa", pequeño enterramiento prehistórico.

Cercana a Tella, y desde el pueblo prácticamente abandonado de Revilla se puede realizar una corta excursión conocida como la Ruta de los Miradores y que transcurre a media ladera por la garganta formada por el río Yaga, también conocida como Garganta de Escuaín. Durante el recorrido se encuentran las ruinas del santuario rupestre de San Lorenzo (San Lorién), con algunos grabados rupestres desde la época medieval. Estos miradores son un lugar privilegiado para observar el vuelo de los quebrantahuesos y otras grandes aves rapaces pirenaicas.

Cercano al valle de Chistau y Tella, se puede visitar el espectacular Cañón de Añisclo, dentro del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que nos descubre la gran grieta que ha producido el río Velloso. El recorrido comienza su recorrido en el puente y ermita de San Urbano (San Urbez). También enclavado en el Parque de Ordesa, Pineta es uno de los circos glaciares más hermosos de los Pirineos. Partiendo desde el Parador Nacional del Monte Perdido, podemos acceder a los Llanos de La Larri, al Balcón de Pineta, o el circo del lago de Marboré desde el río Cinca.

© by Diego Salvador desde 2006