| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
La Meseta
 

- Segovia y su alfoz -

Cualquier rincón de la capital segoviana desde el Acueducto hacia el Alcázar transmite un soplo de historia al visitante. El Acueducto es la obra de ingeniería romana más importante, construido con bloques de caliza sin cemento (fines s. I D.C.). De camino al Alcázar descubrimos la plaza de San Martín, con la estatua del comunero Juan Bravo, la casa de Los Picos, la Torre de Hércules y la de Arias Dávila, entre otros. La catedral es gótica tardía, se abre a la plaza Mayor y sustituye a la románica, destruida durante la guerra de las Comunidades (años 20 del s. XVI). El Alcázar toma su aspecto actual durante los s. XIII y XIV. Imprescindible la subida por la escalera de caracol hasta lo alto de la Torre del Homenaje. Además de estos monumentos, Segovia es una de las grandes ciudades románicas peninsulares: iglesias como San Millán; San Justo, con uno de los principales conjuntos pictóricos románicos en su ábside (Pantocrátor, tetramorfos, los 24 Ancianos del Apocalipsis, escenas de la Crucifixión, del Descendimiento, el Cordero de Dios, la Ultima Cena,...); San Juan de los Caballeros; San Martín, de capiteles historiados; San Esteban, de alta torre campanario... Pero sobre todas destaca la Vera Cruz, templo singular y extraordinario rodeado de misterio construido presumiblemente por los templarios. Extramuros al norte de Segovia, en dirección a Zamarramala, su exterior es de planta dodecagonal, con un excepcional edículo interior también dodecagonal, de dos pisos, en forma de cripta cubierta con bóveda de crucería.

Un recorrido por el románico en la provincia nos lleva a la iglesia de la Asunción de María (Duratón), porticada y con capiteles excepcionales; las iglesias parroquiales de Perorrubio y San Pedro de Gaillos; San Juan Bautista (Revilla de la Orejana), con una galería en "L", donde se suceden una serie de arcos con decoración en zig-zag; Sotosalbos, también de galería porticada y capiteles historiados; San Frutos, ruinas del monasterio benedictino en las Hoces del Duratón, uno los primeros románicos segovianos, situado en un lugar atrayente por su fuerza natural y donde se ubican numerosas buitreras.

Cuéllar, al Noroeste de Segovia cuante con numerosos restos románico-mudéjares o románicos de ladrillo. Sus características más sobresalientes son las cabeceras con arcos ciegos de ladrillo, portadas de arquivoltas con alfiz y torres de armoniosa geometría. Destacan San Andrés y San Esteban. Pero Cuéllar también muestra al visitante un castillo-palacio restaurado en numerosas ocasiones y cuya visita es especialmente interesante por las recreaciones teatrales de episodios históricos que se realizan en su interior.

Pedraza es uno de los destinos turísticos y gastronómicos preferidos de la provincia. Su monumento más importante es el castillo, pero la pintoresca plaza Mayor, de amplios soportales y las calles empedradas son para dar un plácido paseo, pero eso sí, en día de diario. Otra localidad famosa por sus corderos asados es Sepúlveda, con su curiosa plaza Mayor, donde se dan cita el Ayuntamiento, con su reloj destacado sobre un fondo que pinta el castillo. A ambas plazas mayores les hace la competencia la de Riaza, a los pies de la sierra de Ayllón, y con la estación de La Pinilla como lugar cercano donde practicar deportes de invierno. Turégano es una ciudad episcopal con castillo-fortaleza desde donde gobernaban los poderosos obispos.

En Prádena, en la carretera que une Segovia con Soria, se encuentra un importante bosque de acebos y la cueva del Enebralejo, con algunas pinturas rupestres, actualmente en explotación turística, pero sin mostrar esos restos pictóricos.

El claustro de Santa María la Real de Nieva contiene 87 capiteles románicos con cai 140 esculturas principales, algunas mejor conservadas que otras. Representan escenas bíblicas, otras cotidianas de los monjes dominicos que habitaron este monasterio durante los primeros años y también representaciones simbólicas y heráldicas. Es una muestra extraordinaria de las actividades cotidianas medievales. Son representados también minuciosamente los meses del Calendario basándose en las faenas agrícolas más comunes. Fuera de la iglesia, en su fachada norte, encontramos un conjunto escultórico rico y variado realizado también sobre piedra calcárea.

Para finalizar el intenso periplo por tierras segovianas, destacar un yacimiento muy poco conocido, pero uno de los más importantes hallazgos arqueológicos al eire libre de la península, en la villa de Domingo García, constituidos por grabados rupestres paleolíticos y post-paleolíticos, muy deteriorados en su mayor parte. Se han identificado 23 figuras de équidos, 9 cérvidos, 7 bóvidos y 4 caprinos de época paleolítica y unos 1500 grabados post-paleolíticos (en su mayoría medievales) en las que aparecen figuras humanas en escenas rituales, de caza o bélicas.

 

 

 
© by Diego Salvador desde 2006