| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
La Meseta
 

- Salamanca -

La plaza Mayor de Salamanca desde 1755, año en que finalizó su construcción, ha albergado el Consistorio, mercado, coso taurino, punto de encuentro y lugar de paseo, y ha sido testigo de los cambios políticos, socioeconómicos y religiosos sucedidos en España. Es uno de los monumentos barrocos capitales del urbanismo y de la arquitectura peninsulares. A ella van a dar todas la puertas que se adentran en la ciudad.

 

La Universidad es uno de los edificios más importantes de Salamanca y una de las joyas del arte renacentista español. La sede universitaria comenzó su andadura en 1218 por Alfonso IX de León y más tarde Alfonso X el Sabio, la consolidó como referente frente a las universidades de Oxford, Bolonia y París, y desbancando entre las peninsulares a la de Palencia. La fachada plateresca es emblema del edificio, realizada con la piedra dorada de Villamayor en lo que se cree pudo ser un homenaje a los Reyes Católicos y los privilegios que estos otorgaron en varias ocasiones a la institución. En su interior se respira una atmósfera genuinamente estudiantil, como en el aula Fray Luis de León, y se esconden piezas tan valiosas como la escalera esculpida con diversos motivos humanos y la biblioteca. Frente a la Universidad se disponen varias dependencias entre las que destacan las Escuelas Mayores.

En otra de las dependencias de la Universidad se encuentra una parte de la bóveda de la antigua biblioteca, el llamado Cielo de Salamanca, pintado por Fernando Gallego a comienzos del siglo XVI. Con la idea de generar una atmósfera adecuada, la sala del Cielo ha pasado por labores de adecuación espacial y ambiental.

Las dos Catedrales, la Nueva y la Vieja constituyen otro de los conjuntos monumentales de la ciudad. La Nueva, gótica, renacentista y barroca, nace y crece a partir de la Vieja, románica. Del silencio íntimo del interior de la catedral Vieja nació para el hombre medieval el deseo del diálogo con la Divinidad y la pertenencia a una comunidad. En la grandiosidad de la Nueva, pensada para los grandes ritos católicos, se percibe la pequeñez del hombre y la complejidad del mundo.

Actualmente, la Torre de la Catedral se presenta como un espacio nuevo que complementa el espacio catedralicio. Sus terrazas ofrecen uan excelente panorámica de la ciudad.

La Casa de las Conchas, actualmente sede de la Biblioteca Pública, es uno de los palacios salmantinos más populares y una de las mejores muestras de la arquitectura gótica civil española. El emblema utilizado, la concha, en la heráldica de la esposa del fundador Rodrigo Arias Maldonado, caballero de los Reyes Católicos, es el símbolo del amor y motivo de la Orden de Santiago a la que él pertenecía.

 

El Puente Romano, construido sobre el río Tormes, da acceso a la ciudad. Tiene 26 arcos, de los sólo 15 corresponden a la construcción romana. Este puente forma parte de la Ruta de la Plata, calzada romana que enlazaba Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga)

El Convento de San Esteban forma parte de Los Dominicos. La mayor parte de este grandioso edificio fue fundado en el siglon XVI. En él habitaron personajes tan insignes como Bartolomé de las Casas o Francisco de Vitoria, y a él acudió Cristóbla Colón en busca de apoyo para sus viajes.

Y por si no fuera suficiente motivo para una visita a Salamanca esta pléyade de monumentos, el ambiente universitario, los bares, tabernas y tapas que sirven en ellos, hace de su estancia un recuerdo imborrable.

 

 
© by Diego Salvador desde 2006