| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
La Meseta
 

- Ponferrada y el valle del silencio -

La visita a Ponferrada incluye como imprescindible la visita al Castillo, que fue en principio un pequeño poblado cercado en el s. XII y reforzado en época templaria (s. XIII). Tras la caída de la Orden a comienzos del XIV, su nuevo dueño levantó un castillo en un extremo (Castillo Viejo). Durante el s. XV, Pedro Alvarez de Osorio, conde de Lemos, se hizo con la fortaleza y realizó obras de reconstrucción, convirtiendo el primitivo recinto templario en un lujoso palacio (Castillo Nuevo). El nieto de este conde adoptó como divisa la "tau" que ya empleara su abuelo y representada en la fachada de entrada. Tras su sublevación contra los Reyes Católicos, el castillo pasó a ser propiedad real en 1483.

En Cacabelos encontramos el emporio vinícola de "Prada a tope", que cuenta con el Palacio de Canedo como su principal referencia: complejo turístico que ofrece casa de comida, alojamiento rural y tiendas abastecidas de las "delicatessen" inventadas por la compañía berciana dirigida por Prada, todo un personaje en la zona.

En Carracedo se encuentra el monasterio de Santa María, fundado en 990, y restaurado por monjes cistercienses en 1138. De la iglesia románica sólo se conserva la torre, el hastial occidental y restos del muro junto con una portada y dos ventanales. En este conjunto se contraponen la sobriedad del Císter a los capiteles exhuberantemente tallados con animales fabulosos de la sala capitular o las estancias reales.

Junto a los montes Aquilianos se encuentra Peñalba de Santiago, pueblo berciano del Valle del Silencio, con sus casa balconadas y techos de pizarras que albergan la iglesia mozárabe de Santiago, construida entre 931 y 937 por los discípulos de San Genadio, obispo de Astorga, quien, harto del mundanal ruido se refugió en este angosto valle, en una cueva cercana a la aldea. La iglesia de Santiago consta de una nave con planta de herradura. Sus columnas, arcos de herradura y capiteles son modelo de elegancia. En los últimos años se han descubierto bajo el encalado de sus paredes interiores pinturas que están siendo investigadas por los arqueólogos.

 
© by Diego Salvador desde 2006