| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
El Norte
 

 

- Termalismo en Orense-

Las famosas fuentes termales de Orense, situadas dentro del casco urbano de Orense capital muestran la temperaturas más altas de las aguas termales de Galicia (70 ºC), y tienen una alta salinidad.


En las calles próximas a las Burgas existen dos antiguos balnearios: A Moderna Casa de Baños y los Baños do Outeiro, que tienen aguas de composición similar a ellas, y con temperaturas respectivas de 49 y de 40 ºC. Sus aguas sólo se aprovechan en el segundo, aplicándose en baños duchas y chorros, para tratamientos de artrosis, aparato respiratorio y enfermedades dermatológicas.


A la fuente del Tinteiro, también en el borde del cauce del río Miño, se llega por una pista que sale de la estación provincial de autobuses de Orense. En ella existe un pozo del que se extrae el agua mediante cazos o botellas introducidas o atadas al extremo de un largo palo. Su agua es sulfurada-bicarbonatada sódica y tradicionalmente se usa para afecciones bucales.

Bajando por la misma margen derecha del río Miño se encuentran otras surgencias termales, primeramente la del Miño, con una temperatura de 61 ºC y composición similar a la anterior, seguida de las surgencias de Outeriz Alta y Baixa, que salen a través de una densa red de diaclasas en granito, con una temperatura de 65 a 70 ºC, caudales de 6 y 8 L/s y composición superior en sales bicarbonatadas e inferior en azufre a la del Muiño.


En los dos manantiales de Outeriz se observa en sus afloramientos depósitos de carbonato sódico hidratado, que se puede utilizar como conservante; actualmente también se usa para la obtención de sosa cáustica, en la industria del vidrio y en la fabricación de jabones.

Las propiedades, ya comentadas, de estas aguas orensanas ya eran conocidas por los antiguos pobladores de estas tierras, desde los baños celtas a los romanos.

La Epoca Romana se caracteriza por la existencia de termas públicas en casi todas las grandes ciudades, instaladas en extraordinarias construcciones arquitectónicas. Al igual que su Imperio, la cultura termal fue extendiéndose por toda Europa, llegando hasta Galicia, lugar en el que los romanos encontraron un paraíso termal. Plinio en su libro 'Historia Natural' hace referencia a manantiales ferruginosos, describiendo su sabor y sus características curativas.

Vitrubio dividió las fuentes en sulfurosas, aluminosas, saladas y bituminosas. También sostenía que todas las fuentes de agua caliente tenían virtudes medicinales otorgadas por la tierra, que calentaba el agua cocinando los minerales y dándole una nueva fuerza distinta a la normal.

El duro ritmo de vida actual puede conducir a muchas personas a un estado de agitación, estrés y ansiedad constante. Sin embargo, existen diversos métodos, muchos de ellos traídos del Extremo Oriente, para paliar las consecuencias de una vida cotidiana caracterizada por la angustia o la misma ansieddad.

La cultura balnearia japonesa (en el corazón de Gaicia) descubre una tradición milenaria basada en la filosofía ZEN, que busca la relajación corporal y mental en contacto con la naturaleza. El ONSEN (baños de aguas termales procedentes del subsuelo volcánico, técnica ya descubierta en el Japón) combina este concepto con el uso lúdico-terapeútico del agua termal a altas temperaturas.


Las aguas de los manantiales orensanos son aguas bicarbonatadas sódicas, fluoradas, litínicas y sulfuradas de mineralización media. Estas aguas son apreciadas para el tratamiento de reúma, artritis y afecciones de la piel, así como para trastornos hepatodigestivos del metabolismo y vías urinarias

Las termas orensanas basadas en el termalismo japonés, de financiación privada, incluyen los siguientes circuitos:

CIRCUITO JAPONÉS Lúdico-Termal siguiendo las directrices de la Filosofía ZEN
ROTEMBURO : Combinación de tres piscinas termales de piedra al aire libre con agua a 41ºC
OFURO: Baño Interior de piedra a 39º
TEMPLARIUM: Sauna Zen de piedra y pizarra a 40ºC y 70% de humedad.
SUDARIUM: Sauna Japonesa de Piedra y madera a 45ºC y 85% de humedad
TSUMETAI: Piscina de agua fría para choque térmico
MASAJES: Masaje en silla sueca
Masaje parcial o completo de relajación en camilla

A Chavasqueira ha supuesto una revolución a nivel turístico, y ya se sabe que Orense se caracteriza por las aguas termales, porque ya lo dice el refrán: "tres cosas hay en Orense que no hay en toda España: el Puente Romano, El Santo Cristo y las Burgas hirviendo agua..." La Chavasqueira se encuentra a la entrada de Orense si se viene por la carretera de Vigo. Consta de tres pozas con agua termal al aire libre y una de interior (Ofuro) con temperatura entre 39 y 41 grados, un templatium con pizarra, un sudarium de madera (estas dos últimas son saunas con distinta temperatura y nivel de humedad), una pequeña piscina de agua fría, una zona de tumbonas y zona de masajes.

Las termas de Outeriz se basan en una instalación de inspiración japonesa y celta que cuenta con una capacidad para atender a doscientos usuarios. De temática japonesa se utiliza la madera, la piedra y la pizarra como elementos claves. Sus aguas son apropiadas para reuma y artritis.

 

© by Diego Salvador desde 2006