| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 
LA SUIZA DE ORIENTE PRÓXIMO

Líbano, el páis de los cedros, el país de los fenicios, fue hasta los años 70 del siglo pasado un centro financiero de primer orden que le valió el sobrenombre de la Suiza de Oriente Próximo. Beirut, desde los años 50 del siglo XX, por sus cafeterías y su ambiente bohemio era conocida como el París de Medio Oriente. Hasta que una cruenta guerra civil acabó con esta opulencia y se llevó todo por delante, una guerra que técnicamente duró entre 1975 y 1990, y cuyos efectos, Israel mediante todavía perduran, y lo que te rondaré morena, en febrero de 2012, cuando escribo este artículo.

Independiente de Francia desde 1944 -proclamada el 26 de noviembre de 1941- la economía libanesa fue en auge, hasta alcanzar su esplendor en la década de los 70, gracias al boom del petróleo y a un PIB basado esencialmente (67 por ciento) en el comercio. En estos años de abundancia, figuras como la de Rafic Hariri, luego primer ministro, destacaron por su éxito empresarial, que en 1969 había creado su propia empresa con la que aprovechó los beneficios generados por el alza del precio del petróleo en los años 70 para conseguir una gran fortuna. Fue asesinado el 14 de febrero de 2005 en Beirut por la explosión de un coche bomba, de lo que se acusó al gobierno sirio. Este crimen, desencadenó un extenso movimiento cívico de protesta conocido como la revolución del cedro, que exigió la celebración de elecciones libres y la inmediata retirada de la presencia militar siria. Entre sirios e israelíes anda el juego, que dirimen sus diferencias en territorio libanés.

Hasta los años 70, el Líbano era la perla más preciada de Oriente Medio. La convivencia entre todos los grupos religiosos era excelente. Sin embargo, los largos años de guerra civil arruinaron la economía y la convivencia. El Líbano dejó de tener agenda propia desde que israelitas y musulmanes decidieron cargarse la Suiza del Oriente Próximo, la única nación de la región con cuadro dirigente mayoritariamente cristiano, y eso, al fin y al cabo, en un ambiente mayoritariamente musulmán, es posible que fuese su perdición. De «Suiza de Oriente Próximo» pasó a ser considerada como paradigma de la violencia sectaria. El Líbano, aparentemente destinado a ser un ejemplo de democracia y convivencia intercomunitaria en la torturada historia de la región, se convirtió en el espejo en el que se han reflejado una parte considerable de sus conflictos.


El sector bancario, comercial y empresarial, estaba en manos de la burguesía cristiana. Pero ese equilibrio político y religioso ejemplar se rompió en 1975, con el inicio de la Guerra Civil (1975-1990) que desencadenó auténticas matanzas entre comunidades cristianas y árabes. En 1975, las fuerzas falangistas cristianas atacaron a las guerrillas palestinas de la OLP. Una mano negra acabó con la supuesta armonía libanesa, pero claro, no en un santiamén, sino en un proceso sinietro pergeñado desde hacía largos años. ¿Por qué en un momento determinado los falangistas atacan a la OLP? Suponemos que a largo de los años, la tensión había ido creciendo entre los dos bandos. Y para colmo, en medio de la guerra, los israelíes se inmiscuyeron, como lo siguen haciendo aún hoy: en 1982, Israel invadió el sur de Líbano con la Operación Litani, pretendiendo acabar con las guerrillas palestinas de la Organización para la Liberación Palestina (OLP) que se refugiaron en esa parte del país.

Pero no voy a hablar de la guerra civil libanesa, que bastante hay por ahí. Tras la conclusión de la guerra, vinieron varios años de recuperación económica -con un importante impulso del turismo y una vuelta a la estabilidad -, que nuevamente volvería a verse rota en 2006, cuando otra guerra con el teatro de operaciones en tierras libanesas enfrentó al ejército israelí con Hezbollá, una organización libanesa chií que recibe apoyo de Siria como de Irán. El Consejo de Seguridad de la ONU pudo poner fin a este corto enfrentamiento bélico y desde entonces diversas tropas internacionales -incluida una importante representación de las españolas- mantiene bajo control la zona de mayor tensión: el sur del país, la frontera con Israel.

Pero es que hoy día parece ser de nuevo lo que un día fue, superados sus problemas. Con un crecimiento económico del 9% desde hace años (vamos, igualico que España y otros países europeos de nuestro pelaje), y fondos bancarios que rondan e incluso superan los 120.000 millones de euros, el viejo país de los fenicios, vuelve por sus fueros. Es de nuevo la Suiza de Oriente próximo, con un monto de turistas anuales que se vuelven a contar por millones.

 

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria