| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 
EL PUERTO DE ROTTERDAM

El puerto de Rotterdam es conocido en el mundo entero por ser el uno de los más grandes del mundo (el mayor de Europa) y el más agitado de nuestros días, y uno de los más difíciles de operar. Recorrerlo requiere al menos de una caminata de tres horas. Existe desde 1328, cuando todavía era un pequeño puerto para pesca situado en el río Rotte. Sin embargo, se desarrolló extraordinariamente a partir del siglo XIX, cuando se abrió una conexión con el Mar del Norte, llamada de Nieuwe Waterweg, estableciendo un importante canal de comunicación con la pujante y potente industria alemana. La clave: Rotterdam se sitúa en los deltas de los ríos Rin y Mosa, las aortas de Europa. La ciudad está en comunicación directa con un territorio densamente poblado y muy industrializado, y su puerto tiene la llave de acceso a todo este mundo.

En 1997 se inauguraron las colosales puertas móviles del viejo canal de Nieuwe Waterweg, el acceso al mar del puerto de Rotterdam. Se trata de dos inmensas compuertas de acero de 360 metros de largo que circulan sobre unos carriles sumergidos y cierran el canal y toda la zona de aguas interiores a la influencia de las mareas vivas. De esta manera, se protege de las inundaciones a los habitantes de la región de Rotterdam.


Es una auténtica autopista marítima. Cada día es atravesado por un interminable desfile de barcos, transportando millones de toneladas de carga al año. Este centro logístico de primera magnitud cuenta con un muelle de cuarenta kilómetros de longitud, una superficie de más de 10000 hectáreas y una profundidad de 24 metros. La zona del puerto de Rotterdam dedicada a los contenedores abruma. Hasta doce kilómetros a lo largo de depósitos de colores apilados unos sobre otros y colocados en fila india.

El gran Puerto de Rotterdam, más conocido como Europoort -la puerta de Europa-, es un complejo formado por diferentes puertos y muelles que se extienden a lo largo de la costa, sobre el Mar del Norte. Su ampliación fue iniciada en el año 1957, debido a la creciente demanda de los transportes internacionales.

Rotterdam es capaz de manejar una enorme cantidad de barcos con ayuda de remolcadores especializados y una coordinación experta. Recibe más toneladas de mercancías al año que entre todos los puertos españoles. Alrededor de 30.000 navíos/año (82,2/día) dejan el puerto y 130.000 (356/día) tienen allá su punto de destino. Desde Rotterdam parten más de 500 líneas de tráfico de navíos, que se conectan con cerca de otros mil puertos. El puerto también es el principal punto para transporte de aceite, productos químicos, contenedores, acero, carbono, comida y metales de Europa.

Complejos y áreas portuarias, zonas industriales, dársenas, terminales de almacenamiento y plantas eléctricas fueron construyéndose a un ritmo vertiginoso, sobre terrenos ganados al mar y depósitos de arena. La construcción del puerto duró catorce años hasta completar las diecisiete aperturas que permiten regular la cantidad de agua que entra hacia la tierra. Así, el Europoort llegó a convertirse en un fenómeno único en el mundo, por sus dimensiones, su capacidad y el incesante movimiento que se desarrolla en sus costas.

El puerto más grande del complejo es el Petroleumhaven, encargado de recibir las descargas de petróleo. Se complementa con la terminal petrolífera Maasvlakte, con tanques que pueden albergar millones de litros a la vez. Varios oleoductos comunican Rotterdam con la cuenca del Ruhr, en la vecina Alemania, con Amberes (Bélgica), con Amsterdam y con la zona portuaria de Flesinga.

Varias compañías petrolíferas tienen sede en este lugar (Shell, Nerefco, Esso, Kuwait petroleum) y varias industrias químicas se sitúan en el área del puerto (ICI, AKZO, Shell o ARCO son las más importantes). Especial importancia tienen las empresas del sector petro-quimico y las refinerías que dan empleo a un número muy importante de personas. También la industria del acero de Alemania utiliza el puerto para enviar casi toda su inmensa producción. Esas empresas utilizan y operan terminales propios. El puerto también es bastante utilizado para el comercio de productos agrícolas, como granos y raciones para animales, fertilizantes y alimentos para la población, como carne, pescados, granos, frutas, vegetales y jugos.

La Comisión Europea autorizó en 2007 a Holanda a financiar una parte del proyecto de adaptación del puerto de Rotterdam (“Rótterdam Mainport Development Project”). El proyecto tiene por objeto ampliar el puerto,un instrumento esencial de la economía nacional y regional. Además, solucionará en el futuro el problema de la falta de espacio en el puerto de Rótterdam.

El proyecto de ampliación comprende los siguientes elementos: la extensión de la zona portuaria existente gracias a la construcción de Maasvlakte II, una zona de actividad económica de cerca de 1.000 hectáreas al oeste de la actual Maasvlakte I. La nueva zona se creará de nuevo ganando tierras al mar.

Ahora el todavía puerto más grande de Europa ocupa el tercer puesto en una lista presidida por el de Singapur y el de Shanghai (China).

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria