| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 

 

EL PATRÓN-DÓLAR

El Patrón-Dólar se refiere a un acuerdo alcanzado en la Conferencia de Bretton Woods (1944), para adoptar no solamente al oro como medida de referencia de valor para las monedas mundiales, sino también el dolar norteamericano. Después de la II Guerra Mundial, los EEUU quedaron en una posición tan ventajosa a nivel mundial que le permitió dictar las reglas del juego, y uno de los puntos de su nuevo orden económico mundial, al menos en el ámbito del mundo capitalista (el soviético, en principio era otro) fue la imposición del patrón-dólar, que sustituyó al patrón de cambios-oro y por el que se da un valor fijo al dólar respecto al oro, y a las restantes monedas un valor fijo en dólares, las cuales, a su vez, son convertibles entre sí.

Las operaciones basadas en el Patrón-Dólar pasaron a ser todas aquéllas realizadas donde la garantía de pago fuese el dólar. Anteriormente los billetes emitidos por el Banco Central de cada Estado valian por las reservas de oro que tenía el pais.

Así que desde el final de la Segunda Guerra Mundial, la mayor parte del comercio internacional se facturó en dólares estadounidenses, moneda que actúa como intermediaria en la compensación interbancaria internacional y es la moneda en que está denominada la mayor parte de las reservas oficiales de divisas extranjeras. Fue el Sistema cambiario vigente desde 1946 hasta 1973.

Los tipos de cambio se mantuvieron prácticamente fijos. Las autoridades monetarias de cada país vincularon su moneda al oro, no directamente, sino a través de alguna moneda que tiene garantizada su convertibilidad en oro, el dólar, y frente a la cual se mantiene un tipo de cambio que fluctúa en un estrecho margen.

Para la deprimida e inlacionista Europa de la posguerra, la imposición del patrón-dólar supuso un problema, pues al carecer de reservas extranjeras, el comercio conllevaba para ella un alto costo. Para eliminar la necesidad de pagar inmediatamente cada transacción comercial, y de ese modo facilitar el comercio, en 1950 la Organización Europea para la Cooperación Económica creó la Unión Europea de Pagos (UEP), que funcionaba mediante una línea de crédito denominada en dólares. Los 15 países europeos signatarios establecieron paridades exactas con el dólar, preludio del anclaje de sus niveles de precios internos y la eliminación de controles de divisas que obstaculizaran el comercio intraeuropeo. Esto fue la piedra basal para la creación del Programa de Recuperación Europea (el Plan Marshall), a través del cual Estados Unidos colaboró con la reconstrucción de las economías de Europa, y de paso estableció una espacie de protectorado económico que más tarde se extendió al político y militar de la mano de la fundación de la OTAN.

El dólar fue la "divisa de reserva" durante este período, y equivalía al oro. Sustituyó a la libra esterlina, divisa de reserva antes de la Segunda Guerra Mundial. Hoy ya no existe ni el Patrón Oro ni el "patrón dólar", puesto que en la actualidad los billetes y monedas en circulación (base monetaria) de cada país están respaldadas por divisas y títulos en poder del Banco Central y también por los créditos que los Bancos Centrales conceden al Sistema Bancario.


 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria