| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 

ORFEO NEGRO

Es el título de una coproducción de Brasil-Francia-Italia dirigida por el francés Marcel Camus en 1959, ganadora del Globo de Oro y el Oscar a la mejor película extranjera (1960) y de la Palma de Oro en el Festival de Cannes (1959). Y luego, cayó en el olvido, como sus actores principales. Como la vida misma.

Se trBreno Mello como Orfeoata nada y nada menos que la adaptación del mito griego de Orfeo y Eurídice ambientado en el fososo y sensual carnaval de Río de Janeiro. La película está basada en la obra de teatro estrenada por Vinicius de Moraes en 1956 en Río de Janeiro, titulada "Orfeu da Conceição", donde por primera vez en Brasil todos los actores de una obra de teatro eran negros. La pieza hizo del samba un medio de expresión de la identidad nacional brasileña, situando el mito de Orfeo en unos carnavales de los suburbios de Río.

En el film, la banda sonora de Antonio Carlos Jobim y Luis Bonfá, con canciones ya utilizadas en la obra de teatro, y compuestas por De Moraes, sirvió para la presentación mundial de un estilo de samba renovada que se llamaría bossa nova, música que despertó en todo el mundo, especialmente en EE.UU, un inusitado interés, llegando al mestizaje con otros tipos de música, y en especial con el jazz. Las piezas "A felicidade" y "Manhã de carnaval" son dos auténticas obras maestras musicales incluidas en la película.

La bella Eurídice llega a Río de Janeiro en vísperas de carnaval, invitada por una prima que vive en los arrabales de la ciudad. Hasta el lugar llega en un tranvía cuyo conductor, un guitarrista llamado Orfeo, se enamora de ella, a despecho de su celosa novia. Y comenzará un viaje que conducirá a la tragedia. Como en el mito griego, Orfeo, aun siendo capaz de hacer levantarse el sol con su música y su canto, y de embelesar a todos los que lo oyen, no consigue realizar su amor.

La acción se desarrolla en el marco de los bailes, la música, los disfraces, los desfiles y los concursos, de una fiesta colectiva trepidante, multitudinaria y multicolor, verdadero tema de la película, en la que la historia de amor y muerte de Orfeo y Eurídice no es más que el pretexto para describir la exuberancia del paradigma de la fiesta popular, el carnaval, que alcanza en Río, su apoteosis.

El fatídico destino, determinó que los actores protagonistasMarpessa Dawn como Euridice de Orfeo negro, Breno Mello (Orfeo) y Marpessa Dawn (Eurídice), fallecieran durante mismo verano de 2008. Breno Mello, mediocre futbolista brasileño, por casualidad, cambió la pelota por el papel de mito griego. Murió a los 76 años, solo y arruinado. Vivía en un barrio llamado Tristeza. Mello fue una estrella fugaz en el firmamento de la fama humana. El éxito de Orfeo Negro le elevó a símbolo sexual negro brasileño en una época de racismo explícito. Frecuentó lujosos hoteles y se codeó con presidentes. En los años 60, atrajo a riadas de chicas en la playa, con el consiguiente sufrimiento de su mujer. Participó en películas menores, y al final tuvo que buscarse la vida para comer, ya que perdió muchísimo dinero en partidas clandestinas de naipes.

La letra de "A felicidade" subraya la intencionalidad de Orfeo Negro: "La tristeza no tiene fin, la felicidad sí...", dice la canción, en un claro paralelismo con la vida de Mello, y la propia película. En el documental sobre la vida de Orfeo negro (Mello), producido casi 50 años después del estreno del film, el cineasta Alexandre Derlam explica que "Nació en un barrio obrero, con dificultades hasta para comer. Luego jugó con Pelé, conquistó Cannes, tuvo muchas novias y volvió al anonimato. Terminó de manera humilde, pero decía que había hecho todo lo que quería en la vida. Se puede decir que era el propio Orfeu". Un hombre que nació en la pobreza, se alzó para su gran momento vital, e igualmente como había ascendido, descendió a los infiernos de nuevo, pues no fue capaz de mantenerse en la fama y el triunfo. Sólo unos cuantos elegidos lo consiguen.

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria