| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 
GRÂNDOLA, VILA MORENA

El 25 de abril de 1974, hubo dos señales para el Movimiento de las Fuerzas Armadas: la primera, a las 23h, fue la canción "E depois do adeus" ("Y después del adiós", tema que representó a Portugal en el festival de Eurovisión de 1974), de Paulo de Carvalho. A las 00:25 horas, el programa Límites de Rádio Renascença, la radio católica, transmite "Grândola Vila Morena", una canción revolucionaria de José Afonso, prohibida por las autoridades de la dictadura salazarista. Era la segunda y definitiva señal pactada por el MFA (aquellos capitanes pacifistas que conocían de cerca la sangría de la guerra colonial) para ocupar los puntos estratégicos del país. Fue la señal para el arranque de las tropas de Lisboa y la confirmación de que la revolución ganaba terreno. Había comenzado la Revolución de los Claveles y en pocas horas se terminaron el Estado Novo portugués y los 41 años de dictadura salazarista. Tan sólo seis horas más tarde, el régimen dictatorial portugués se derrumba.

Esta canción maravillosa quedó inmortalizada como un símbolo del restablecimiento de la democracia en el país vecino. Su autor, José Afonso (1929-1987), popularmente conocido por el sobrenombre de Zeca, compuso el tema cautivado por el ambiente de fraternidad que saboreó durante una actuación en esta villa del Alentejo.

José Zeca Afonso, Zeca Afonso o simplemente Zeca, fue lo que se llamó un autor de canción protesta. Tuvo contactos con el Partido Comunista Portugués y con las diversas fuerzas que combatían la tiranía salazarista. En 1971 aparece su disco "Cantigas do Maio" en el que se encuentra su más famosa canción.

"Grândola..." nació en 1964. José Afonso compuso la canción "Grândola, vila morena" en homenaje a la "Sociedad Musical Fraternidad Operaria Grandolense", cautivado por el ambiente de fraternidad que saboreó durante una actuación en esta villa del Alentejo.

José Afonso

Zeca Afonso era un modesto profesor "indisciplinador de alumnos", pero llevaba unos años recorriendo las colectividades del sur del Tajo en Portugal como cantante y agitador. Poeta y músico, treintañero ya, se había licenciado en Letras un año antes por la Universidad de Coimbra con una tesis sobre Sartre, se había casado con una costurera llamada Amália, había tenido dos hijos y había vivido y bebido la bohemia de los fados tradicionales (sólo para hombres) de Coimbra. Aquella noche, en Grândola, su vida cambió para siempre. r El auditorio estaba formado por gente pobre y sencilla hambrienta de cultura. Campesinos, trabajadores del corcho, obreros, mujeres, músicos aficionados, líderes clandestinos del Partido Comunista...

a Zeca le impactó la gente y el lugar: "Me quedé impresionado con ese local oscuro, casi sin estructuras, con una biblioteca con claros objetivos revolucionarios, una disciplina generalizada y aceptada por todos los miembros, lo que revelaba ya una gran consciencia y madurez políticas". Diez años después de aquello, Portugal hizo la revolución antisalazarista y la fraternidad de Grândola se instaló sin hacer ruido en la memoria colectiva de medio mundo.

Armado con un puñado de canciones y poemas arañó la tristeza seca del salazarismo. La fraternidad prLa Revolución de los Clavelesendió. Aquella letra simple dio golpeó el corazón de aquel fascismo ignorante y bien educado.

Quizá la revolución no acabó de cuajar, pero el fantasma de Zeca se siente por todos los rincones de Grândola. Sirvan como botón de muestra el monolito de mármol roto por la mitad que preside el barrio José Afonso; el nombre del polideportivo donde aprenden natación los niños; el monumento horizontal con la partitura y la letra de la canción que hizo famosa a la entonces miserable villa alentejana. En los laterales del moderno autocar de línea, unas letras de diseño actual dicen: "Grândola, vila morena". Hoy, Afonso y su vila morena son, probablemente, poco más que un símbolo y un recuerdo de otro tiempo.

¿Qué pensaría Zeca si viviera hoy? "Yo creo que estaría, por lo menos, tan desanimado como yo", dice José Saramago.

Grândola, vila morena
Terra da fraternidade,
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade...

 

 

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria