| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 

LA CAIDA DE LOS CEAUSESCU

 

Y es que cuanto más alto se sube, más dura es la caída, dice el saber popular.

Ante la actitud megalómana e inmovilista del régimen comunista rumano, en diciembre de 1989 la respuesta popular terminó por aparecer y el dictador se vio obligado a huir. La rebelión fue dirigida por miembros del aparato comunista y apoyada en gran parte por el ejército.

El 22 de diciembre cayó el régimen comunista de Nicolae Ceausescu en Rumanía, en lo que supuso la última y más sangrienta revolución de la Europa del Este, que dejó 1.104 muertos y 3.321 heridos.

La huNicolae Ceaucescuida de Nicolae y de Elena Ceausescu en un helicóptero desde el tejado de la sede del Comité Central del Partido Comunista, el 22 de diciembre de 1989, marcó el fin del régimen, que había ordenado reprimir brutalmente las manifestaciones anticomunistas entre el 17 y el 21 de diciembre, en Timisoara y Bucarest fundamentalmente. Entre el 22 de diciembre, cuando el dictador fue detenido, y el 25 de diciembre, día en el que Ceausescu fue ejecutado junto con su esposa, murieron casi todas las víctimas de la revuelta popular de Rumanía, concretamente, 944 personas.

El ex presidente de Rumanía, Nicolae Ceausescu, de 71 años, y su esposa y mano deElena Ceaucescurecha, Elena, de 70, fueron ejecutados el 25 de diciembre de 1989, después de un juicio sumarísimo ante un tribunal militar. Nicolae Ceausescu y su mujer gobernaron el país durante 24 años con mano de hierro, con un culto a la personalidad de ambos insólito en Europa y una represión de monstruosas proporciones. Ceausescu y su mujer, Elena, vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión de Control del partido, fueron fusilados tras una sentencia condenatoria por delitos de genocidio, demolición del Estado y acciones armadas contra el Estado y el pueblo, destrucción de bienes materiales y espirituales, destrucción de la economía nacional y evasión de mil millones de dólares hacia bancos extranjeros.

La ejecución del matrimomo Ceausescu, los dos seres más odiados por rumanos, se produjo ocho días después de conocerse los primeros datos sobre la salvaje represión ejercida por las fuerzas especiales y de la policía secreta del régimen (Securitate) en algunas regiones del país. La ejecución de la hasta ahora intocable pareja fue anunciada por el Frente de Salvación Nacional (Gobierno provisional que tomó momentáneamente las riendas del Estado).

La televisión también mostró prácticamente en su integridad, el juicio a que fueron sometidos los Ceausescu ante un tribunal donde, ante los requerimientos del fiscal, se limitaron a negar los cargos, a no reconocer la legitimidad del juicio y a afirmar que nunca Rumania había estado tan bien como bajo su gobierno. Documentos TV ofreció en exclusiva para España las crueles imágenes de la ejecución del dictador rumano y su esposa.

En la transmisión televisiva, el interrogatorio dio paso, sin transición alguna, a la toma de un paredón ensangrentado y, a los pies de éste, los cadáveres de Nicolae y Elena Ceausescu después de la ejecución, el primero con los ojos muy abiertos. En el día de navidad de 1989 terminaba la última y más violenta revolución contra los regímenes comunistas que tuvieron lugar en Europa.

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria