| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 

DIEN BIEN PHU

Fue la última batalla de la guerra de Indochina. Hasta ese momento (El general Giap (1911-1998)1954), en batallas a campo abierto la superioridad material de la potencia colonial francesa se había impuesto a las guerrillas vietnamitas, por lo que éstas habían evitado los encuentros a gran escala. Así que los franceses atrajeron a los vietnamitas al cebo de la aldea de Dien Bien Phu. O al menos eso creían. Dien Bien Phu se ubicaba en el fondo de un valle ideal para la construcción de un aeropuerto y cerca de numerosas carreteras. Allí decidió el general Henri Navarre construir una fortaleza, en pleno territorio controlado por el Vietminh, donde acantonó a más de 12.000 soldados franceses. Después de la derrota vietnamita de Na San, creyeron quebrantar de una vez por todas la resistencia del Vietminh. Pero el general rebelde Giap había aprendido la dura lección de Na San, y en esta ocasión estuvo preparado.

Las colinas que circundaban la localidad quedaron fuera del perímetro defensivo quizás como anzuelo para el Vietminh, error que a la postre, decidiría la batalla. Antes de las conversaciones de paz, los franceses necesitaban una gran victoria, la última, en Bien Dien Phu, por supuesto, para imponer sus tesis colonialistas. Pero mira que esta vez les salió el tiro por la culata.

En marzoTraslado de la artillería vietnamita de 1954, Võ Nguyên Giap, hijo de campesinos, harto de luchar contra el colonialismo durante toda su vida, decidió presentar batalla con métodos regulares, a sabiendas que se trataba de la definitiva y que se jugaba el todo por el todo. Apostó fuerte y ganó por la mano a los ppoderosos franceses. Porque realizó operaciones que el enemigo no se esperaba. El 13 de marzo, para sorpresa de los franceses se inició un masivo ataque de artillería, transportadas pieza a pieza a través de la selva por coolies en bicicletas o simplemente arrastradas a mano. De hecho muchos de ellos murieron de agotamiento. Las posiciones francesas Beatrice y Gabrielle cayeron en manos de los vietnamitas, que perdieron muchos hombres en sus ataques por oleadas. Pero sabían que se jugaban la independencia y no dudaron. El comandante francés de artillería se suicidó esa misma noche.

Los franceses respondieron con el envío de más paracaidistas, pero fueron atacados por fuego antiaéreo, lo cual les cogió de nuevo desprevenidos, ya que consideraban a sus enemigos muy pobremente armados. Como Bien Dien Phu estaba totalmente cercado por las tropas de Giap, el suministro aéreo era vital. Por eso, Giap se lanzó a conquistar los aeropuertos de la base. Tras duros combates entre el 18 y el 23 de marzo, cayó el primer aeropuerto, y el segundo a final de mes. Como los franceses ya no podían abastecer directamente a sus tropas, lanzaron los suministros directamente en paracaídas, envíos que muchas veces eran interceptados por los sitiadores. El Vietminh prácticamente había ganado la batalla, y Giap de dedicó a dejar pasar los días y contemplando «el lento desangrar del elefante caído », según sus palabras. El monzón y sus lluvias torrenciales llegaron la última semana de abril, con lo que se acabó cualquier tipo de ayuda aérea a los asediados. Las trincheras se convirtieron en barrizales y los búnkers se inundaron.

La derrota era inminente, pero los franceses necesitaban conservar la posición hasta el inicio de la Conferencia de Ginebra, el 26 de abril. Por ello intentaron un últimPrisioneros franceses tras la batallao esfuerzo para romper el cerco, esfuerzo desde luego infructuoso. Giap lanzó el ataque definitivo entre el 6 y 7 de mayo, que acabó con la última resistencia francesa.

El fin de la guerra se firmó con los acuerdos de Ginebra, que dividieron Viet Nam en Norte bajo la presidencia de Ho Chi Minh y Sur (compuesto en su mayoría por nacionalistas) bajo la égida del emperador Bao Dai, y su tristemente célebre primer ministro Ngo Dinh Diem. Bien Dien Phu supuso la primera batalla del siglo XX en que una potencia colonial europea fue derrotada por fuerzas de liberación nacional mediante una táctica convencional. Se reconoció la independencia de Laos y Camboya, y se acordó la reunificación de Vietnam para el año 56.Con la división del país se encendió otra mecha que desembocaría en la Guerra de Vietnam y Estados Unidos como la próxima víctima de los combatientes vietnamitas de Ho Chi Minh.

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria