| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista del Mundo Actual

Asesinato de Olof Palme
La aventura del Perejil
La Marcha Verde
Franco "estabiliza" España
"Me educo con el Papus..."
Pipirijaina, Revista de teatro
La Guerra del Fletán
La Traición de Dionisio Ridruejo
El escándalo Fidecaya
Los Neocons
Los sucesos de Montejurra
Boadella en la trena
El gran invento del siglo XX
Un muro para Egon Krenz
La caída de los Ceaucescu
El Puerto de Rotterdam
Los lunes al sol
El verano del amor
El mito de las suecas
2012
Occhetto refunda el PCI
Grândola, vila morena
El general Jaruzelski
Huelga minera in the UK
La Banda de los Cuatro
Tiananmen, primavera de 1989
Divorcio de Terciopelo
El Estado ustasha
48 años de poder
Ubi sunt Noriega
El dictador Trujillo
Evita en Madrid
Las hipotecas basura
La caída de Lehman Brothers
Los Mercados
Transfuguismo en la España postfranquista
Boicot a las Olimpiadas
La Suiza del Oriente próximo
Orfeo negro
American way of life
Dien Bien Phu
Burbuja inmobiliaria
Burbuja vs Crisis
Austeridad y ajuste en la España de Rajoy
Los 10 axiomas de Chomsky
Los maquis en Arán
Las agencias de calificación
La clase política española
La olvidada guerra de Ifni
Otras burbujas
El sistema electoral en España
Del comunismo al capitalismo en China
La Revolución Verde
El MNR y la Revolución Boliviana
El Patrón-Dólar
La ley de Prensa de 1966
Globalización y rechazo
La lengua aranesa
El desastre de la Talidomida
El estigma de ser hija de Stalin

 

 

 

BOADELLA EN LA TRENA

El director de Els Joglars, Albert Boadella estrenó la polémica obra 'La Torna' en 1977, en la que la compañía catalana abordó de forma satírica la ejecución por garrote vil del militante anarquista Salvador Puig Antich y del polaco Heinz Chez en marzo de 1974. A raíz de la representación de la obra en Reus (Tarragona), Boadella fue condenado a la cárcel y le costó un consejo de guerra. Heinz Chez, murió marcado por el estigma de delincuente común. De todos modos, la paradoja trágica es que esta ejecución se efectuó con una finalidad política, constituyendo la "torna" de la ejecución de Puig Antich. Todo se hizo con el fin de desorientar a la opinión pública predispuesta a confundir fácilmente, en aquel momento, los términos de activista político y de delincuente común.

"Torna" es una palabra catalana que hace referencia a cuando una mercancía que se vende no llega exactamente al peso indicado. "La torna" es lo que se suma para que complete dicho peso.

Dos días más tarde de su representación en Reus, la policía se presentó en casa de Boadella con una orden de prohibición de la obra por la autoridad militar y con una cita para acudir al juzgado militar. Tras esta advertencia, el director recibió otra cita, pero esta vez para ser procesado, detenido y encarcelado. Los demás miembros de la compañía también fueron procesados, pero quedaron en libertad provisional.

 

Boadella, en prisión desde el 16 de diciembre de 1977, procesado por la autoridad judicial militar por un presunto delito de injurias al Ejército, se encontraba supuestamente enfermo aquejado de una afección hepática, sufriendo mareos y vómitos. Fue visitado en la cárcel Modelo de Barcelona por el médico y senador de la Entesa dels catalans Felip Solé Sabaris, quien obtuvo de las autoridades penitenciarias la promesa de que sería trasladado al Hospital Clínico.

Los abogados defensores de los miembros de Els Joglars remitieron al juzgado militar el escrito de calificación del caso, proponiendo nuevas pruebas para demostrar que no hubo intención de injurias en la puesta en escena del espectáculo La Torna.

En enero de 1978, se convoca una huelga general de espectáculos como solidaridad con Els Joglars. Se intensificaron por entonces las campañas de actos y manifestaciones en favor de la libertad de expresión.

En febrero, la campaña de solidaridad se había extendido internacionalmente, y en ese mes, el día antes de la vista, Boadella protagonizó una espectacular fuga de la cárcel y se marcha al exilio en Francia junto a dos miembros de la compañía, escapándose del Hospital Clínico, donde había conseguido ser internado.

Finalmente, los cuatro actores de Els Joglars fueron indultados, pero Boadella ingresó en la Modelo en marzo de 1979 y en julio le concedieron la libertad provisional.

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria