| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Costa Mediterránea y Canarias
   

- Menorca -

Isla balear con paisaje y climas típicamente mediterráneos. Tiene dos capitales, Ciutadella y Maó, localidad que cuenta con aeropuerto. Ciutadella tiene el sabor inequívocamente marinero de las antiguas ciudadelas mediterráneas, y un puerto repleto de pequeñas tabernas y restaurantes que ocupan lo que antes eran oscuras cuevas de marineros. 

Maó mantiene cierto aire inglés en sus calles, con sus contraventanas de madera, consecuencia de la dominación británica tras la guerra de Sucesión de comienzos del siglo XVIII y cuenta con uno de los mejores puertos naturales del Mediterráneo.

La isla es un museo arqueológico de poblados talayóticos de la edad del Bronce, que cuenta entre sus monumentos más característicos las navetas y las taulas, relacionadas con el mundo funerario. Ejemplos de estos restos son la naveta des Tudons, el Talatí de Dalt, Torre Trencada, Torralba, Trepucó, el Santuario de Son Catlar y el Santuario de Torre d'en Gaumes.

Las calas forman parte del paisaje costero y son diferentes según se encuentren al norte o al sur de la isla, en función de los diferentes materiales geológicos, y algunas de gran belleza como la cala Turqueta y la cala Morell, en la que también se pueden admirar sus cuevas artificiales, refugio de los hombres desde la Edad del Bronce hasta tiempos muy recientes. Para llegar a la cala Algaiarens lo mejor es dejar el vehículo y penetrar en el bosque de pinos y sabinas que llega hasta el borde mismo del mar.

 

 

 

 

 
   
© by Diego Salvador desde 2006