| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Medieval

Eric el Rojo en la Tierra Verde
Vikingos en Sevilla
El libro de Kells
Jayyam, esencia mística del vino
La primera Rusia
Beda, el Venerable
El poderío de Tula
El juego de la Oca
San Patricio de Irlanda
El reino de Tudmir
El Ordenamiento de Alcalá
Los Khmer de Angkor
El Preste Juan
La ciudad medieval de Tombuctú
El Reino de Ghana
Los rebeldes de Bobastro
El Rey Lobo
Ain Yalut
El juego de pelota
El Infierno, ese gran invento
Los Husitas
El Althing
Una República en Almería
Historia de la Spaten
La Danza de la Muerte
Juan Sin Miedo
La Devotio moderna
El irresistible ascenso de los Visconti
La conquista de Albania
Extrema y dura
Los Infantes de Carrión
Blanca Garcés de Navarra
Caos en el Hipódromo
Crisis iconoclasta
Los feroces ultramontanos
El almirante Cheng Ho
¡¡¡Venganza catalana!!!
Las vías pecuarias
El Puente del Perdón
Disputa por el Valle de Lozoya
Relaciones entre Segovia y el Valle de Lozoya
El Cid de Lérida
Las serranas del Arcipreste
El verdadero Guy de Lusignan
Atentado contra el Rey Católico
¡A buenas horas, mangas verdes!
Espías asados en Antioquía y caníbales en Maarat

 

EL ALTHING

Situado en la isla de Hielo, Islandia, el actual parque Nacional de Thingvellir albergaba desde el año 930 y hasta 1798 la asamblea denominada Althing, y que representaba a todos los habitantes de la isla. Esta asamblea es considerada históricamente como el primer parlamento del mundo, y en su lugar de reunión se conservan y pueden visitarse los restos de unas cincuenta chozas construidas de turba y piedra.

EThingvellirl Althing de Islandia fue fundado en el 930 d. C; en un principio era una asamblea general de la nación en la que los líderes más poderosos del país (godar) se reunían para dictar leyes y administrar la justicia. Como al Althing podían acudir libremente todos los ciudadanos, esta asamblea se convirtió en el gran acontecimiento del año donde se solventaban pleitos legales de todo tipo. El centro del Althing lo constituía la Roca de la Ley (Lógberg) donde el Intérprete de la Ley (lógsógumadur) presidía oficialmente la asamblea, recitaba en voz alta una tercera parte del corpus legal vigente en la época e instruía acerca del procedimiento legal a seguir en el Althing. Existía además una sección legislativa de la asamblea (Lógrétta) compuesta por 39 gobernadores de distrito (godar) además de nueve miembros extraordinarios y el Intérprete de la Ley. A esta poderosa institución legal le competía la adopción de nuevas leyes y el otorgamiento de excepciones a las leyes existentes.

La administración de la isla, ejercida por el Althing, se reunía los veranos en Thingvellir, era de carácter republicano-aristocrático y se basaba en una Constitución que, según el patrón noruego, había redactado el caudillo Ulfljotr (930). El régimen establecido carecía de autoridad ejecutiva o jefe de Estado. Los poderes legislativo y judicial eran ejercidos por el Althing, pero la aplicación era responsabilidad de la parte agraviada, a veces asistido por los godhar, poderosos jefes religiosos que en la práctica constituían la clase dirigente.

El Althing escuchaba disputas legales aparte de las mantenidas en las asambleas de cada región. Después de la división de Islandia en cuatro regiones, alrededor del 965 d. C, se estableció una Corte de 36 jueces en cada región. A principios del siglo XI se estableció una quinta corte (fimmtardómur) formada por 48 jueces nombrados por los godar de Lógrétta que funcionaba como un Tribunal Supremo de otras Cortes para atender casos no resueltos por las Cortes de lasAlthing distintas regiones.


El Althing del siglo X decidió que las asambleas se celebrasen en día jueves a mediados de junio. Desde entonces las sesiones tuvieron lugar por espacio de dos semanas hasta aproximadamente el 1271.

Cuando según la Antigua Alianza (Gamli sáttmálí) la nación islandesa se sometió a la autoridad del rey noruego en 1262-1264, la función del Althing cambió, la organización interregional y el control del país por los gobernadores de distrito desaparecieron. A partir de entonces el poder ejecutivo recayó en el Rey y sus funcionarios: los Comisionados Reales (hirdstjómr) y los Comisionados de Distrito (syslumenrí).

La sección legislativa del Althing (Lógrétta) continuó siendo la principal institución legal aunque dividía sus funciones con el rey. Las leyes aprobadas en la sección legislativa debían ser aprobadas por el rey y viceversa, las iniciativas legales del rey debían ser ratificadas por el Althing. El Intérprete de la Ley fue sustituido por dos administradores legales (lógmenn). Como consecuencia de estos cambios el Althing adquirió principalmente una función de Corte de apelaciones.

El Althing se esforzaba en ser una institución justa e imparcial, que daba la bienvenida a todo aquel que asistía a sus asambleas. Los monjes cristianos no cuestionaban los principios y juicios del Althing. A menudo se les pedía consejo, ya que los nórdicos los consideraban hombres versados y los auténticos descubridores de Islandia.

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria