| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Medieval

Eric el Rojo en la Tierra Verde
Vikingos en Sevilla
El libro de Kells
Jayyam, esencia mística del vino
La primera Rusia
Beda, el Venerable
El poderío de Tula
El juego de la Oca
San Patricio de Irlanda
El reino de Tudmir
El Ordenamiento de Alcalá
Los Khmer de Angkor
El Preste Juan
La ciudad medieval de Tombuctú
El Reino de Ghana
Los rebeldes de Bobastro
El Rey Lobo
Ain Yalut
El juego de pelota
El Infierno, ese gran invento
Los Husitas
El Althing
Una República en Almería
Historia de la Spaten
La Danza de la Muerte
Juan Sin Miedo
La Devotio moderna
El irresistible ascenso de los Visconti
La conquista de Albania
Extrema y dura
Los Infantes de Carrión
Blanca Garcés de Navarra
Caos en el Hipódromo
Crisis iconoclasta
Los feroces ultramontanos
El almirante Cheng Ho
¡¡¡Venganza catalana!!!
Las vías pecuarias
El Puente del Perdón
Disputa por el Valle de Lozoya
Relaciones entre Segovia y el Valle de Lozoya
El Cid de Lérida
Las serranas del Arcipreste
El verdadero Guy de Lusignan
Atentado contra el Rey Católico
¡A buenas horas, mangas verdes!
Espías asados en Antioquía y caníbales en Maarat

 

 

HISTORIA DE LA SPATEN

Siento que me debía este artículo concreto a mí mismo. Con esta cerveza maravillosa descubrí hace muchos años el intrincado y sabroso mundo de la cervecería de "importación", ya que hasta ese instante solamente había conocido los néctares del país. Fue en agosto de 1984, y el lugar, ese buque insignia y templo máximo de la buena cerveza que se llama La Ardosa, sito en pleno centro de Madrid. Aunque hoy día, y desde hace mucho, mucho tiempo, desgraciadamente ya no expende Spaten, a pesar de lo cual existen otros templos...Pero ya no es igual.

Tenemos que remontarnos al año 1397 para conocer el origen de la cervecera Spaten-Franziskaner, origen agitado pues durante sus primeros 125 años de existencia cambió de dueño en numerosas ocasiones. Su origen queda registrado en el libro de impuestos de la ciudad de Munich pues existe un pago de los impuestos generados por la concesión de una licencia para la elaboración de cerveza por esta firma.

En 1522 Corbinian Starnberger compra la cervecería a la viuda Clara Hump, comenzando así una época de control dinástico iniciada por la familia Starnberger que mantuvo la propiedad durante 100 años. Hans Starnberger, uno de los hijos de Corbinian, se hizo cargo de tres cervecerías, entre ellas la Franziskaner. Tras la muerte de su dueño, Sebastián Schwaiger, Hans se casó con su viuda heredando así la cervecera.

La historia de esta firma cervecera sigue exactamente el ascenso de la ciudad de Munich. De 1622 a 1704, buceando en los archivos municipales muniqueses, encontramos menciones a una tal familia Spatt, que dará su nombre a la cerveza. Y en 1807, Gabriel Sedlmayr, maestro cervecero de la real corte de Bavaria, adquiere en propiedad la vieja fábrica de la Neuhauser Strasse, realizando grandes trabajos de ampliación. En 1808, Sedlmayr compra una cava de almacenamiento para los meses de verano en Gasteig. Ya en 1817, este mismo empresario adquiere el actual Spatenkeller, ubicado en la Bayerstrasse. A la muerte de Sedlmayr en 1839, deja a sus hijos Joseph y Gabriel una empresa en expansión, y ellos deciden crear una verdadera industria cervecera.

Comienza un periodo de expansión reflejado en la compra que Joseph realiza de la cervecera Leist en 1842, siendo la segunda empresa de la familia Sedlmayr. Un año antes, Augustin Deiglmayr, casado con Caecilia, hermana de Gabriel y Joseph, compra la cervecería Franziskaner. A pesar de la adquisición de material vanguardista en la época, como la refrigeración metálica y las cubas a vapor, el éxito es tan grande que es imposible hacer frente a la demanda. Por ello, en 1851 se erige una nueva fábrica en la gran arteria de la capital bávara Marsstrasse. En 1858, August Deiglmayr, hijo de Augustin y Caecilia Sedlmayr, hereda la cervecería FranzisKaner vendiéndosela en 1861 a su primo Joseph Sedlmayr, propietario de la cervecería Leist.


En 1873, en las instalaciones de Marsstrasse, Linde realiza sus primeros ensayos con la máquina frigorífica, y Pasteur no tarda en sumarse al asunto. En 1874 Gabriel Sedlmayr, enfermo, decide traspasar la cervecería a sus tres hijos Johann, Carl y Anton. Diez años después Otto Hupp, heráldico de profesión, diseña el logotipo de Spaten, una pala de plata sobre fondo rojo que continua hoy día utilizándose como símbolo inconfundible para identificar sus cervezas.

Para afrontar la crisis abierta por la Primera Guerra Mundial la Spaten Brewery y la Franziskaner-Leist Brewery (inventores de la "cerveza de marzo", la Marzenbier), ambas bajo control de la familia Sedlmayr, se funden en 1922 en una nueva empresa conocida como "Gabriel and Joseph Sedlmayr Spaten-Franziskaner-Leistbräu AG". Ese mismo año firman un acuerdo con su máximo rival la cervecería Löwenbrau. Tres años después nacería la frase publicitaria "Lass Dir raten, trinke Spaten", primera frase publicitaria registrada en el Alemania: "Sigue mi consejo, bebe Spaten".

Hacia 1950 se ha superado la crisis provocada por la Segunda Guerra Mundial y comienza de nuevo la exportación hacia Europa y América. En 1964 presentan una cerveza de trigo, la Spaten Champagner-Weisse, en un marco inmejorable, la Oktoberfest.

En 1984 lanza al mercado las primeras Helles (claras o ligeras). Es la respuesta alemana a la moda del consumo de 'pilsen' que en 1980 comenzaba a avanzar de forma imparable en todas las cervecerías. Comparadas con las 'pilsen' suelen ser menos lupulizadas (emplean plantas menos amargas), son más secas, más aromáticas y con un color menos brillante.

Los buenos tiempos continúan, sobrepasando por primera vez el millón de hectolitros en 1992. En 1997, y contra todo pronóstico, decide fusionarse con Löwenbrau, justo el año de su 600 aniversario, creándose la Spaten-Franziskaner Löwenbrau Gruppe.

Munich es la capital de la cerveza de baja fermentación. Originalmente la cerveza tipo munich era más oscura, y su sabor de malta más pronunciado que el de la pils. Actualmente existen dos especies: la dunkel (oscura) y la hell (pálida), que lanzada por la fábrica Paulaner en 1928 ha desbancado casi por completo a la vieja dunkel.

La cervecera de origen incierto y humilde había sobrevivido más de 600 años convirtiéndose en uno de los grupos cerveceros más importantes de Alemania. Hoy en día aún es controlada por la familia Sedlmayr.


 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria