| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Medieval

Eric el Rojo en la Tierra Verde
Vikingos en Sevilla
El libro de Kells
Jayyam, esencia mística del vino
La primera Rusia
Beda, el Venerable
El poderío de Tula
El juego de la Oca
San Patricio de Irlanda
El reino de Tudmir
El Ordenamiento de Alcalá
Los Khmer de Angkor
El Preste Juan
La ciudad medieval de Tombuctú
El Reino de Ghana
Los rebeldes de Bobastro
El Rey Lobo
Ain Yalut
El juego de pelota
El Infierno, ese gran invento
Los Husitas
El Althing
Una República en Almería
Historia de la Spaten
La Danza de la Muerte
Juan Sin Miedo
La Devotio moderna
El irresistible ascenso de los Visconti
La conquista de Albania
Extrema y dura
Los Infantes de Carrión
Blanca Garcés de Navarra
Caos en el Hipódromo
Crisis iconoclasta
Los feroces ultramontanos
El almirante Cheng Ho
¡¡¡Venganza catalana!!!
Las vías pecuarias
El Puente del Perdón
Disputa por el Valle de Lozoya
Relaciones entre Segovia y el Valle de Lozoya
El Cid de Lérida
Las serranas del Arcipreste
El verdadero Guy de Lusignan
Atentado contra el Rey Católico
¡A buenas horas, mangas verdes!
Espías asados en Antioquía y caníbales en Maarat

 

 

LOS HUSITAS

Jan Hus (1369-1415) fue un teólogo checo en cuya obra hay posturas heréticas y no heréticas, pero de cualquier forma ejerció una enorme influencia social a través de sus predicaciones. Estudió en la universidad de Praga, en donde consiguió el título de maestro en artes (1396) y ejerció como profesor de filosofía desde 1401. Ordenado sacerdote en 1400, Hus mostró su admiración por la obra de los predicadores Milic y Janov y por las ideas del reformador inglés John Wyclif, crítico de la jerarquía eclesiástica. Hus, decidido a estimular la reforma del clero, se reveló como un orador vehemente, honesto y claro, pero con poca medida en sus palabras, pues eJan Husxpuso aceradas críticas contra la Iglesia en aquellos momentos delicados y tensos. Difundió las ideas heréticas del mencionado Wyclif desde 1408 respecto a la condena de los abusos eclesiásticos y despreció a la jerarquía eclesiástica, mientras se producía la crisis de obediencia al papa Alejandro V y se marchaban los maestros alemanes de la universidad de Praga. El obispo Zbynek, condenó en 1409 las obras de Wyclif y algunos escritos del propio Hus, como la "Apostilla", la "Explicación del Decálogo" o la "Pequeña hija" e irritado por sus afiladas diatribas, le excomulgó. Hus en 1413, promovió una campaña adversa a la predicación de la indulgencia que Juan XXII promulgaba a favor de quienes colaborasen en la lucha contra el rey de Nápoles. Hus, con estos hechos, se convertía en la cúspide del cisma occidental en un gran agitador de masas.

En el concilio de Constanza, los teólogos más conservadores declararon herético el movimiento checo. Hus compareció ante él, y allí fue procesado acusado de wyclifismo, entre noviembre de 1414 y julio de 1415. El lo negó, pero finalmente fue ejecutado en la hoguera. Meses más tarde serían quemados algunos de sus colaboradores más próximos, como Jerónimo de Praga.

LaMuerte de Hus muerte de Hus por herejía desencadenó la revuelta religiosa y social en Bohemia. Miembros de la nobleza checa protestaron ante la muerte del reformador, negaron obediencia al Concilio y otorgaron a la Universidad de Praga potestad para legislar y juzgar en materia de doctrina religiosa. En 1420, los teólogos definieron los "Cuatro puntos de Praga": libertad de predicación, comunión bajo las dos especies (sub utre spacie por lo que sus adeptos se conocían como "utraquistas"), pobreza de los sacerdotes y castigo de los pecados públicos por el poder civil. Pero en esos momentos, la revuelta social y el extremismo de las posturas contrarias eran tales que se habían producido las primeras manifestaciones de descontento popular. En julio de 1419 estalló la revuelta en Praga, alentada por las predicaciones de Jan Zelivsky y por el partido husita, que concluyó con la ocupación del ayuntamiento y la defenestración de los miembros del concejo afines al emperador Segismundo. En mayo de 1420, el mismo emperador Segismundo, también rey de Bohemia fue derrotado en el campo de batalla.

La versión más extrema del husismo, el taborismo, con elementos milenaristas, valdenses y panteístas de los Hermanos del Libre Espíritu, dieron un carácter especial a las agitaciones rurales. Acaudillados por Wenceslao Koranda en Praga y, más tarde, por los cabecillas de la comunidad de Tabor (taboritas), solicitaban cambios en las estructuras sociales y políticas del país. La actitud moderada de los utraquistas (baja nobleza y patriciado urbano), dirigidos por Jan Zizka, reclamaban el reconocimiento por parte del Papado y de Segismundo, de la ortodoxia de la reforma husita, y promovió la reconciliación con los padres conciliares de Basilea desde 1432.

En 1436, taboritas y utraquistas proclamaron los "Compactata de Jihlava", que reconocían en esencia los "Cuatro puntos de Praga" de 1420, a cambio de la armonización canónica y el retorno a la ortodoxia, conseguida en el sínodo de Kutna-Hora (1446). Bohemia se reincorporaba a la Iglesia romana, aunque manteniendo algunas de sus particularidades litúrgicas, como la eucaristía bajo las dos especies; el rey se comprometía a promocionar a eclesiásticos reformadores como el arzobispo de Praga, Jan Rokycana. El papado los reconocería en 1485, como una situación peculiar de la iglesia checa, llegándose a un acuerdo definitivo entre católicos y husitas, sellado por la Paz Religiosa de Kutná Hora. Dicho tratado proclamaba la libertad de culto, de la que quedaban excluidos algunos grupos radicales como una rama del utraquismo, la "Unidad de los Hermanos", que rechazó siempre cualquier compromiso y se escindieron de la iglesia checa en 1457.

El husismo siempre fue un movimiento local checo, sin efectos inmediatos sobre el resto de la cristiandad occidental de rito romano. Tras el compromiso, nunca se analizó su contenido reivindicativo y reformador, ni se previó que correspondiese a inquietudes religiosas susceptibles de desembocar en movimientos reformistas más amplios, como sucedería a partir de 1517.

 

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria