| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
La Meseta
 

- Huete, Zorita de los Canes y Uclés -

En tierras conquensas, Huete se asienta sobre restos romanos. En lo que queda del castillo, al que se llega desde el pueblo tras dura ascensión, hay excavaciones que muestran varios niveles de ocupación y los restos de una torre califal. Los edificios de los siglos del Barroco, en estado bastante ruinoso hoy día, muestran que antaño Huete fue una villa espléndida. El presupuesto del ayuntamiento no es suficiente para el mantenimiento de este patrimonio, aunque sí de otros edificios históricos, que albergan diferentes dependencias eclesiales y educativas. El monasterio renacentista de Uclés, de grandes dimensiones se encuentra en la pequeña población del mismo nombre, donde se dio una batalla entre musulmanes y cristianos a finales del s. XII, con derrota de éstos últimos.

En tierras de Guadalajara, anexas a los embalses de Entrepeñas y Buendía, el Císter estableció importantes monasterios, entre los que destaca el de Monsalud, donde el estilo cisterciense impuso su sobriedad y funcionalidad características, es decir, un estilo románico austero, lúcido y sereno, en donde la línea es la gran protagonista, tanto en los arcos de medio punto como en los apuntados.

La población de Zorita de los Canes alberga un parque arqueológico que incluye una fortaleza medieval construido con el material sustraído a la vecina ciudad palatina de Recópolis. El alcázar, de planta rectangular fue comenzado por los árabes en el siglo IX, posee murallas del siglo X, pero las torres y terraplenes son de varias épocas. Recópolis incluye restos de murallas, basílica y palacio real, pequeñas viviendas y silos de almacenamiento. Las excavaciones de la Recópolis visigoda se iniciaron en 1944 y se ha descubierto parcialmente una ciudad fundada por el rey Leovigildo en 578 en honor de su hijo Recaredo. Sobre las ruinas se construyó una capilla románica del siglo XII, actualmente también en ruinas.

El castillo de Anguix, asomado al río Tajo sobre un espolón, está en ruinas, pero se yergue impresionante sobre su majestuoso emplazamiento. De propiedad privada, se ponen trabas a su fácil acceso, y si aún así, se consigue llegar hasta sus inmediaciones, un aviso anuncia al visitante del peligro de andar por estas vieja construcción.

Cercano al pueblo de Cañaveruelas hay restos de una aldea romano-celtibérica en la cima de una colina, Ercávica en Castro de Santaver, y los amplios restos de una ciudad romana de época republicana. El foro romano se levantó sobre la aldea anterior. En la llamada Casa del Médico se descubrieron instrumentos quirúrgicos. También se ha hallado cerámica celtibérica y romana, objetos de marfil y hueso, espadas, monedas e inscripciones.

 
© by Diego Salvador desde 2006