| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
La Meseta
 

- Cuenca, Segóbriga y Valeria -

La Ciudad Encantada es un paisaje kárstico, resultado de la erosión sobre piedra caliza. En Cuenca podemos admirar las casas colgantes sobre el cañón del río Júcar.

Cerca de la localidad de Saelices se encuentran las ruinas de la ciudad romana de Segóbriga, con teatro y anfiteatro como monumentos principales en mejor estado de conservación, además de necrópolis romana del siglo I, restos de baños, conductos de agua y nichos en los muros, murallas, calles, acueducto, templo de Diana y basílica hispano-visigoda restaurada. Valeria es otra antigua ciudad romana que muestra las ruinas de los establecimientos de los comerciantes en el foro, además de restos de casas, murallas, depósitos, acueducto, basílica y ninfeo.

Cuenca es una de las pequeñas capitales españolas, ciudad catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, donde se integran de manera armoniosa la arquitectura tradicional y el paisaje; urbe antigua y de empinadas calles que merece la pena recorrer.

Cuenca es una ciudad-paisaje enmarcada por dos grandes y bellas hoces, las formadas por los ríos Júcar y Huécar, que forman unos bellos paisajes de altivas paredes que rodean a ambas corrientes.
Catedral
Además de las vistas magníficas de la ciudad, existen en torno a ambas hoces zonas de playa fluvial y algunas edificaciones.

La Catedral es el edificio más notable de Cuenca, iniciado en el final del período románico, siglo XII, y aún sin acabar. Hay obra del XIV, del XV, del XVI, del XVIII (el Transparente situado tras el altar Mayor) y hasta del siglo XX, al que corresponde la fachada actual, que suplantó a una anterior del siglo XVIII. Esta fachada es del arquitecto Vicente Lampérez. Lo más valioso es el altar mayor, la sala capitular y la excelente rejería. En dependencias anejas, el palacio Episcopal, está el museo Diocesano, con obras de interés, especialmente del Greco, y algunas tablas atribuidas a Juan de Borgoña.

En la misma PCasas en la calle Alfonso VIIIlaza Mayor, el Ayuntamiento es un notable edificio de estilo barroco del tiempo de Carlos III levantado sobre tres arcos de medio punto, construido en 1762. La calle Alfonso VIII es el principal acceso a la Plaza Mayor y tomó forma definitiva a lo largo del siglo XVIII. En ella se conservan dos magníficas casonas, del XVII. Una es la Casa del Corregidor, de planta rectangular. La otra es la casa-palacio de los Clemente de Aróstegui, con muy buena rejería y dos blasones a la altura del balcón principal. A esta altura, se encuentran los Túneles de la Guerra Civil, que están abiertos al público Torre Manganapor decisión del ayuntamiento desde 2010, utilizados en este tiempo como refugios antiaéreos. La musealización delo túneles forman parte de un ambicioso proyecto, "Cuenca subterránea", que se ha puesto como objetivo poner en valor la ciudad subterránea para investigar los mitos existentes sobre los túneles de la capital conquense - la mayoría de ellos conducciones de agua de la Edad Media - y sustituir la tradición pseucientífica por el dato histórico, generando nuevos recursos educativos, turísticos y culturales para la ciudad.

La Torre Mangana es otro de los edificios emblemáticos de Cuenca. La torre fue levantada en el siglo XVI sobre las ruinas del antiguo alcázar, del que aún se conservan restos, y restaurada en el siglo XX. Ha servido como campanil y como reloj municipal.

LCasas Colgadasa hoz del Huécar es atractiva en general. Sobre ella se muestran tres de las múltiples casas colgadas que hubo antaño. Todas cayeron bajo la piqueta destructora en el siglo XIX, salvo estas tres que compró el ayuntamiento para evitar el destrozo absoluto. Están sumamente restauradas, aunque tienen origen medieval. En el interior se alberga el Museo de Arte Abstracto Español, con obra de Tapies, Chillida, Antonio Saura, Fernando Zóbel, etc. La portada interior es renacentista y corresponde a un palacio de Villarejo de Peñuela, ubicado allí para más gloria de estas casas, en las que alguna vez se hospedaron familias reales, en la Edad Media.

El Museo de las Ciencias, muestra la historia del futuro, El motor de la vida, La historia de la astronomía, el Planetario, la Máquina del Tiempo y los tesoros de la tierra.

En la misma Cuenca, y bordeando cada una de sus hoces, se han puesto en marcha dos senderos: el sendero del Hocino de Federico Muelas, al borde del río Huécar, que pasa debajo de un viejo acueducto medieval y la senda de la Hoz del Júcar.

Brigitte Bardot (irreconocible)

 
© by Diego Salvador desde 2006