| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

 

KALIMAAAAA...!

Thuggee (de la raiz sánscrita sthag "ocultar", con un matiz ilegal) fue un culto adorador de la diosa Kali, esposa de Shiva, el destructor/creador, cuyos miembros eran conocidos como thugs aunque también a menudo recibían el nombre de phansigars ("estranguladores") y dacoits ("bandidos"). Esta misteriosa secta actuó en la India entre los siglos XIII y XIX, tanto entre las comunidades hindúes como las musulmanas, aunque con distintos mitos sobre su origen.

La primera referencia comprobable acerca del culto thuggee se encuentra en un texto de 1356, la historia de Firoz Sha de Ziau-d din Barni. Eran un grupo bien organizado y en cuadrillas de entre 10 y 200 individuos viajaban por la India y especialmente por la región de Bengala. Disfrazados como comerciantes, soldados o simples viajeros se unían a las caravanas que se formaban en los viajes por el país. Cuando se presentaba la oportunidad adecuada los thugs estrangulaban a sus victimas con un pañuelo (rumaal) o garrote de color amarillo, les robaban todas sus posesiones y posteriormente los enterraban. Mataban sin derramar la sangre de la víctima, debido a la creencia en un mito común sobre Kali, su lucha contra un terrible demonio llamado Raktabija. El sacrificio cobra para ellos significación cósmica, necesaria para el funcionamiento del universo, además de asegurarles la protección personal de la diosa.

Thug Behram, líder de una banda de la Thugee India, tiene habitualmente el dudoso honor de ser el asesino en serie más prolífico del mundo. Según numerosas fuentes, se estima que asesinó a 931 personas por estrangulación entre 1790 y 1830.

Les estaba prohibido matar a mujeres y determinadas castas y categorías sociales, como brahmanes, peregrinos o bardos.

La designación del momento y la presa venía marcada supuestamente por complejos augurios, más acertadamente por el azar y la oportunidad, y aunque no era raro que el crimen se cometiera en solitario, los demás miembros de la célula solían participar directa o indirectamente.

Eran un culto religioso secreto que habían convertido sus crímenes en peculiar forma de adoración a la diosa Kali. Sus miembros eran siempre varones y la pertenencia al culto solía pasar de padres a hijos. Los thugs vivían vidas normales, manteniendo en la clandestinidad su pertenencia a la organización incluso a su familia. Normalmente pertenecían a clases acomodadas o nobles y sus crímenes obedecían a motivos religiosos, aunque en ciertas épocas pudieron involucrarse intereses políticos de su facción. Para proteger su organización y su anonimato, estos asesinatos se solían cometer estando de viaje "de negocios", aprovechando su condición de comerciantes y miembros de las castas superiores.

Sus influencias y su máscara religiosa les permitieron sobrevivir durante siglos, en los que se calcula que pudieron cometer más de dos millones de asesinatos.

Durante siglos su actividad fue tolerada por muchos gobernantes, muchos por miedo y otros porque mantenían con este culto pingües negocios. El culto Thugee fue oficialmente destruido por la administración británica entre 1830 y 1850, gracias principalmente a las acciones de William Sleeman, quién llevó a cabo una amplísima operación incluyendo el uso de los servicios de inteligencia y métodos de investigación sistemática. Cientos de miembros de la secta, y posiblemente muchos criminales comunes sin relación, fueron ejecutados entre 1830 y 1850.

Pero algunos miembros del culto consiguieron escapar de los británicos, y tras años de permanecer escondidos se reunieron para resucitar la secta. Dispuestos a mantener en secreto su resurrección decidieron limitar su número y formar células casi independientes, dirigida cada una por un jemadar, eligiendo a un jefe supremo que lideraría la organización desde un templo supuestamente oculto al norte de la India.

Si bien un alto porcentaje de estos células se encuentran en la India ya en 1865 se conoció la existencia de un grupo Thuggee en Liverpool y ha habido rumores de actividades similares en Londres y Nueva York. Es posible que puede encontrárseles en otros muchos lugares especialmente en aquellos con una importante comunidad india donde camuflarse, como es el caso por ejemplo de Sudáfrica después de 1860.

En 1885 el culto Thuggee renacido sufrió un duro golpe cuando los ambiciosos planes para expulsar a los británicos del norte de la India fue aplastado por éstos. Muchos seguidores, así como muchos inocentes atraídos por el discurso independentista, murieron y el gran templo thuggee fue arrasado y saqueado.

 

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria