| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

RAMÓN FRANCO, HERMANÍSIMO

 

Ramón Franco Bahamonde (1896 - 1938), fue un político, militar y aviador español. Hasta aquí, todo normal, pero lo que ocurre es que tenía dos hermanos más, Nicolás y Francisco, y de apellido Franco Bahamonde. Francisco fue el todopoderoso dictador de España desde el final de la guerra civil en 1939 hasta su fallecimiento en 1975.

Durante 1930, tras la caída del dictador Primo de Rivera, los anarcosindicalistas se mostraron favorables al movimiento republicano y mantuvieron contactos con sus dirigentes, así como con sectores militares. Ello condujo a una situación confusa, en la que parecían entremezclarse 2 proyectos insurreccionales con participación militar, el que coordinaba Queipo de Llano, y otro más radical impulsado por jóvenes oficiales como Ramón Franco y el capitán Alejandro Sancho, que conspiraban con la CNT. El director general de Seguridad, general Emilio Mola, hizo arrestar el 11 de octubre a Franco, a Sancho y a algunos de los republicanos y anarcosindicalistas que estaban con ellos.

La insurrección republicana prevista se inició el 14 de diciembre de 1930, pero tuvo un éxito muy limitado. En Madrid Queipo de Llano, Franco (que semanas antes había huido de prisión) y otros oficiales tomaron el aeródromo de Cuatro Vientos, pero nada pudieron hacer en la ciudad, donde los socialistas no declararon la huelga general, tal y como estaba convenido con los sectores republicanos de la rebelión, así es que optaron por huir a Portugal. Quienes en diciembre fueron derrotados por las armas triunfarían en las urnas 4 meses después.

Con el advenimiento de la Segunda República, Ramón no sólo fue rehabilitado y repuesto en su empleo, sino que ocupó cargos de responsabilidad en la dirección de la Aeronáutica Militar.

Sin embargo, más tarde, fue destituido y, tras solicitar su baja en el ejército, se dedicó a la política y obtuvo un acta de diputado por Esquerra Republicana de Catalunya en las elecciones generales de 28 de junio de 1931.

De estas líneas podemos deducir que Ramón Franco era un hombre de convicciones izquierdistas (no es momento ahora de hablar de Queipo de Llano). ¿Cómo es posible que después se pasase al bando sublevado?

En 1936, al producirse la sublevación en la que tomaba parte su hermano, se encontraba como agregado aéreo en la embajada española en Washington y, parece que después de titubear, se incorporó a la zona dominada por los sublevados, prevaleciendo su lealtad familiar a sus ideas políticas. Según otras fuentes, sufrió un gran desencanto con la actuación posterior de republicanos como Miguel Maura, Azaña o Marcelino Domingo, que había militado en su mismo bando y compartido exilio con él. Pero lo que más le marcó fue el fusilamiento en la Cárcel Modelo Ramón Franco y Ruiz de Aldade Madrid de su amigo, Julio Ruiz de Alda, el falangista que había culminado exitosamente con él la gesta del Plus Ultra.

Parece que Ramón despertaba escasas simpatías entre compañeros de la Fuerza Aérea del ejército nacional, por sus veleidades "subversivas" en un pasado inmediato, cuando fue un capaz de sobrevolar el Palacio Real para insinuar un bombardeo.

Según era vox populi, cuando bebía alguna copa de más, el héroe del Plus Ultra en la travesía atlántica entonaba La Marsellesa y el Himno de Riego, éste último en su versión más anticlerical, aquél que dice así: "Si supieran los monjes y frailes la paliza que les vamos a dar / subirían al coro cantando ¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!".

Dominado por sus delirios de grandeza, revolucionario pero colaborador al final con el hermano contrarrevolucionario, se convirtió en figura incómoda para unos y para otros.

¡Extraño cambio en la orientación revolucionaria, propio de un carácter rebelde pero sin causa! Fue ascendido a teniente coronel y nombrado jefe de la Base de Hidroaviones de Pollensa (Mallorca). En 1938 el hidroavión que pilotaba y con el que pretendía bombardear la zona republicana desapareció en el mar Mediterráneo, en las proximidades de la isla de Mallorca. El desastre fue calificado simplemente como "accidente", y además sorprende en demasía la inexistencia de una investigación oficial y seria sobre la caída en picado al mar de un aparato pilotado por uno de los mejores aviadores del mundo. Lo que levanta sospechas de diverso calado. Ramón fue siempre un hombre crítico con el poder establecido.

Casi se podría afirmar al 100% que Ramón no habría consentido que su hermano hubiese ejercido el poder omnímodo durante tanto tiempo. En una carta a su hermano, afirmaría que «Una república moderada es la única solución a todos estos males...»

Ramón Franco, el hermano menor del dictador, fue en resumen, un personaje tabú en la España franquista. Juerguista, mujeriego y sin una ideología política coherente, personificaba todo cuanto su hermano desterró de si mismo y, sobre todo, quiso desterrar de España.



 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria