| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

EL NACIONALISMO MUSICAL RUSO

El Nacionalismo musical se refiere a la utilización de materiales catalogados como característicos de una nación o región. Por ejemplo, el uso directo de la música folclórica, popular y el uso de melodías, ritmos y armonías inspirados por la misma, pasados por el tamiz cultivado de los compositores autóctonos. El nacionalismo también incluye el uso del folclore como base conceptual, estética e ideológica de obras programáticas u óperas.

Mikhail Glinka (1804-1857) es considerado el padre del Nacionalismo Musical Ruso, uno de los más aclamados fGlinkauera de su país, y que muestra en sus composiciones iDargominskinfluencias de otras músicas, como la popular española, en concreto, del folklore andaluz. Glinka compuso una ópera titulada Una vida para el Zar, basada en la vida del campesino ruso Iván Susanin, en la que introdujo como novedad recitativos en lugar de diálogo hablado. En 1842, compone su segunda ópera importante, Ruslan y Ludmila, basado en libreto de Alexander Pushkin. Como todos los adelantados a su tiempo, Glinka fue un incomprendido para el establisment musical ruso, pero no para algunos jóvenes y Alexandr Dargominski (1813-1869), quien decidió también seguir la senda nacionalista abierta por Glinka. La obra de Dargominski denota profundo dramatismo, incorporando una nueva forma de recitativo melódico. Glinka fue el guía artístico de un grupo de jóvenes audaces y algunos hasta autodidactas que hoy conocemos como el grupo de los Cinco.

Glinka decía algo así como: "Con los mismos lazos legítimos del matrimonio, quisiera poder unir el canto popular ruso con la vieja fuga de Occidente". Toda una declaración de intenciones.

El denominado grupo de los Cinco estaba compuesto por cinco compositores de gran altura musical, sCesar Cuiobre todo los tres últimos, a pesar de carecer algunos de ellos de formación académica: Mili Balákirev (1837-1910), César Cui (1835-1918), Aleksandr Borodín (1833-1887), Modest Músorgski (1839-1881) y Nikolái Rimski-Kórsakov (1844-1908), capaces de concebir obras de enorme altura y calidad musical. Aunque criticaron el nuevo Conservatorio de San Petersburgo, fundado por Anton Rubinstein, Rimsky-Korsakov acabó siendo profesor de dicho conservatorio y un exquisito profesional de la orquestación, el mejor dotado técnicamente de los Cinco. Rimsky fue un reputado docente, y entre sus pupilos se encuentra Igor Stravinsky. Ambas instituciones, el Conservatorio, y el propio Grupo de los Cinco, fue fundado el mismo año, 1862, quizás por caprichos del destino.

La ópera inacabada de Dargomyzhski "El Convidado de Piedra" fue como una Biblia para la nueva escuBalakyrevela. En las composiciones de los Cinco predominan los aires populares, escalas diferentes como la de tonos enteros y temáticas extraidas de las inabarcables estepas rusas. El poema musical más representativo de esta magnífica hornada de músicos es la maravillosa suite sinfónica "Sherezade", de Rimsky-Korsakov, y de calidad también excepcional destacan las obras del tormentoso Modest Mussorgsky "Una noche en el Monte Pelado" y los "Cuadros de una exposición" para piano, posteriormente orquestado por Maurice Ravel. En cambio, los dos únicos músicos profesionales de los Cinco, Balakiev y Cui, hoy día están prácticamente olvidados.

Cesar Cui pasa por ser el ideólogo del grupo. Escribió óperas, música coral y de cámara y obras orquestales. Su ópera más importante es "El prisionero del Cáucaso".

El exacerbado nacionalismo de Balákirev le enfrentó agriamente con círculos musicales académicos rusos. Entre sus principales composiciones figuran la sinfonía para piano "Islamey" y el poema sinfónico "Tamara".

Alexander Borodin, es recordadopor su gran poema orquestal "En las Estepas de Asia Central" y por "BorodinLos Bailes Poloneses" de su ópera "Príncipe Igor". Su música tiene gran fuerza y es rica en melodías y colorismo.

Modest Musorgski incorporó a sus piezas ritmos folclóricos y escalas inusuales musicales de la iglesia ortodoxa rusa. Musorgski fue el más genial e innovador del grupo, y su obra muestra una fuerte influencia de la música popular rusa, como puede apreciarse en las óperas "Boris Godunov" y "Kovantchina".

Nikolai Rimski-Korsakov, escribió composiciones dramáticas de fuerza rítmica y color orquestal vívido. Además de la poderosa obra "Sherezade", destacan en su producción piezas como la ópera "El Gallo De Oro". De la overtura "Gran Pascua Rusa" destaca el uso temas de la iglesia rusa. Rimsky estuvo también influido por el folklore español, como demuestra su composición "Capricho español".

Peter Ilich Tchaikovsky fue otro de los compositores rusos que destacan por su enorme brillantez. Su sexta sinfonía ("Patética") es célebre, y musicó tres famosisimos ballets: "El Cascanueces", "La Bella Durmiente" y "El Lago de los Cisnes". La overtura de "1812", la "La marcha Eslava", y "El capricho Italiano" han sido así mismo best sellers de la música en los últimos dos siglos.

MusorgskiRimski-Korsakov

Tchaikovsky

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria