| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

 

UN FANTASMA RECORRE EUROPA...

La frasecita tiene su enjundia, pero es de fama mundial. Así comenzaba "El Manifiesto comunista", escrito por Marx y Engels, y publicado en Londres en 1848: "... Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo. Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma: el Papa y el Zar, Metternich y Guizot, los radicales franceses y los polizontes alemanes...".

El comunismo era la auténtica resolución del antagonismo entre el hombre y la naturaleza y entre el hombre y el hombre; la auténtica solución del conflicto entre la existencia y la esencia, entre la obLa libertad guiando al pueblo, según Delacroixjetividad y la autoafirmación, entre la libertad y la necesidad, entre el individuo y la especie. Teoría y nada más que una teoría que se ha quedado sin práctica.

Porque según el socialista español Pablo Castellano, "el culto a la personalidad, la dictadura del partido único, la nomenklatura , la falta de respeto a los derechos humanos y la persecución del disidente no tienen absolutamente nada que ver con el pensamiento de Carlos Marx".

Ha transcurrido más de siglo y medio. Y medio mundo sigue explotado por el otro medio, aunque estas proporciones no son exactas, pero sí una forma de definirlo. La verdad es que la inmensa mayoría de la Humanidad continúa explotada por una minoría. Pero es lo mismo de siempre. Desde que el hombre es hombre, y a fe que no tenemos remedio. Por mucho que se empeñasen esos burgueses que eran Marx y Engels, que tenían el tiempo y el dinero (por lo menos Engels) para escribir y publicar cosas como éstas, que en su tiempo armaron un auténtico revuelo entre las mentes bienpensantes (léase los correligionarios de estas dos ovejas descarriadas) y entre aquéllos a quien se dirigía el panfleto, al sufrido obrero presa de la inmisericorde Revolución Industrial.

La experiencia comunista parece haber fracasado. El supuesto igualitarismo o mayoritarismo doctrinario no ha podido ser. Y es que algo así, tan utópico, no puede triunfar entre ningún grupo humano, mientras seamos como somos. Y sin visos de cambiar, desde luego. Siempre alguien se erige en líder incontestable e intocable que manda, y mucho, sobre una mayoría, aunque ese líder mesiánico se apoye en un supuesto partido mayoritario de los trabajadores. Todo mentira. Lo que desea ese líder es el poder absoluto, tanto en los regímenes de un signo como en el de otros. Y así nos luce el poco pelo que tenemos. Al menos el que suscribe. No somos más que la hez del planeta, una especie que lucha por destruir lo que queda de la Tierra en aras de su bienestar actual, al menos el que lo tiene. Es un modelo impuesto por los anglosajones, que son muy culpables de lo que sucede actualmente en el mundo. Viven y no dejan vivir a las generaciones futuras, en un alarde de egoísmo, que con las tecnologías tan agresivas de hoy día, no tiene parangón con épocas pretéritas. O mucho cambia el sistema o en pocas décadas se acaba la sociedad tal y como hoy la conocemos. Aunque el ser humano tiene una amplia capacidad de superación y supervivencia, cual negra cucaracha de cuerpo negro y crujiente, el modelo actual de civilización no se sostiene durante mucho tiempo con los actuales paradigmas de actuación.

Pocos regímenes que se califican a sí mismos de comunistas quedan. Corea del Norte es una dictadura cuyo gobierno hereditario es de un patetismo indignante mientras la población se muere literalmente de hambre. China tiene un híbrido régimen mixto, comunisto-capitalista, al menos de nombre, porque en China de comunista no queda ni el tato. Bueno sí, el partido único dirigente. El maldito capitalismo campea a sus anchas a lo largo y a lo ancho del mundo mundial, pisoteando sin compasión los derechos adquiridos a lo largo de muchos años de lucha obrera y de conquistas sociales pacientemente conseguidas por las clases medias de los paises desarrollados, fundamentalemente. Y estas conquistas son las que están en franco retroceso ante la neo-acometida de las diferentes fuerzas del capital, que buscan acogotar sin misericordia y de muchas formas a la gente común.

Pero el 15-M madrileño y sus diferentes tentáculos es un síntoma de que los mortales comunes están hastiados de la pesadilla capitalista y que quieren salir de ella o al menos intentarlo, porque difícil es, de debajo de la bota de los miserables que mecen la cuna del mundo.

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria