| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

FUNDACIÓN DEL SINN FÉIN

El Sinn Féin es un partido irlandés de ideología republicana e izquierdista. El nombre del partido procede del gaélico Nosotros o Nosotros mismos. Fue fundado por el dublinés Arthur Griffith (1871-1922), líder nacionalista irlandés en 1905. Fundó también la revista United Irishman, refugio de grandes escritores irlandeses, como el poeta William BuArthur Griffithtler Yeats, y en la que el propio Griffith aportaba su granito de arena con suculentos editoriales que apoyaban el autogobierno irlandés.

Hombre inquieto y emprendedor, Griffith había fundado ya en 1902 una organización, germén del posterior movimiento cristalizado en el Sinn Féin. En aquellos momentos, Griffith abogaba por una Irlanda autónoma, pero no independiente del Reino Unido.

El 28 de Noviembre de 1905 presentó su escrito Política del Sinn Féin, por lo que esta fecha se considera la fecha fundacional del movimiento republicano irlandés. Durante años, el Sinn Féin fue una federación poco consistente de grupúsculos políticos conectados e inspirados por el periódico de Griffith.

En sus escritos, Griffith declaraba que Acta de Unión de Gran Bretaña e Irlanda de 1800 era ilegal y que, en consecuencia, la monarquía dual angloirlandesa asentada sobre el denominado Parlamento de Grattan (finales del siglo XVIII) y la conocida como Constitución de 1782 seguían vigentes. Henry Grattan (1746-1820) había sido miembro de la Cámara Irlandesa de los Comunes y defensor de la libertad legislativa del Parlamento Irlandés. Grattan se opuso al Acta de Unión de 1800 que de hecho subordinaba Irlanda a la poderosa Gran Bretaña. El proyecto de Union fue aprobado por una amplia mayoría en el Parlamento irlandés. Uno de los principales motivos de oposición para Grattan era el miedo a que el poder político en Irlanda dejara de estar en manos de las clases propietarias; y profetizó que llegaría un día en que Irlanda enviaría al nuevo parlamento unificado a un centenar de los mayores granujas del reino. Por otro lado, los poderes del parlamento Irlandés estaban restringidas a una serie de leyes, restricciones que fueron levantadas en 1782, en lo que se conoció como la Constitución de 1782.

Los principios en los que se basó Griffith para crear el Sinn Féin se plasmaron en un artículo publicado en 1904 por él mismo titulado La Resurrección de Hungría en el que explicaba como en 1867 Hungría había pasado de formar parte del Imperio austríaco a una monarquía dual donde Austria y Hungría eran considerados jurídicamente iguales. Griffith quería una estructura estatal semejante para Irlanda en aquellos momentos, una monarquía dual, con un monarca compartido, pero gobiernos separados, idea que no fue aceptada por otros líderes nacionalistas irlandeses más radicales como Michael Collins o Eamon De Valera. En realidad Griffith fue un político conservador, porque aun siendo nacionalista y defender una Irlanda soberana, no veía la necesidad de desligarse del Reino Unido, siempre que se garantizase la igualdad entre ambos estados, como en la monarquía dual austro-húngara.

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria