| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Contemporánea

El Estraperlo
La Mano Negra
Paco el Sastre
Asalto a Cu-Cut!
El Calígula español
El Tigre del Maestrazgo
Kalimaaaa...!
Institución Libre de Enseñanza
Ramón Franco, Hermanísimo
El Vita en México
Los nihilistas rusos
Los tesoros de los nazis
Benjamin Disraeli, escritor
El cura Merino, regicida
De los Hannover a los Windsor
Un fantasma recorre Europa...
Zollverein
Garibaldi en Sudamérica
Nacionalismo magiar bajo el Imperio Austro-Húngaro
El Tratado de Nanking
Isabel II y Francisco de Asís
En las estepas de Asia Central
¡Qué verde era mi valle!
El príncipe Piotr
Rosa de Oro
Congo, coto privado
Max Aub
New Deal contra la Gran Depresión
El Nazi noruego
La República Socialista de Chile
Prodigioso Tesla
La división administrativa de Javier de Burgos
El final del primer Reich
Fundación del Sinn Féin
La rebelión de los cipayos
Fundación de la Cruz Roja
Fundación de Liberia
El Canal de Isabel II
La política del "Big Stick"
La Gran Colombia de Simón Bolívar
La "Gloriosa" de 1868
El Nacionalismo musical ruso
El Positivismo Histórico Alemán
La Comuna de París
El origen primero de la República de Weimar
El solitario de Neuschwanstein
Semblanza de una significativa ausencia

 

BENJAMIN DISRAELI, ESCRITOR

Benjamin Disraeli (1804-1881) fue político, Primer Ministro británico y ...escritor, una de sus facetas menos conocidas. Procedía de una familia sefardí de origen italiano. Sus antepasados fueron expulsados de España en 1492. Fue bautizado dentro de la Iglesia Anglicana a los 13 años, junto con el resto de sus hermanos. Amaba las reuniones sociales, los gustos caros y la ropa de moda, era mujeriego y un auténtico dandy. Era pues, un auténtico hombre mundano. Era de trato agradable y extremadamente culto. Profundamente británico y anglófilo, sus orígenes judíos le desacreditaron tanto en su entorno social como el político.

Su faceta escritora, mucho menos importante que la política, marginal con respecto a su trayectoria vital principal, la de político, le proporcionó, no obstante, gran satisfacción personal, y sus libros, que no destacaron especialmente por su calidad, lograron gran éxito no sólo en el Gran Bretaña, sino en el resto de Europa, lo que influyó en su reputación como político. Sus novelas describieron la sociedad británica de su tiempo, y expresaron el pensamiento político y religioso de su autor.

Su primera obra se tituló "Vivian Grey", de carácter autobiográfico. Se publicó en 1826, generó un gran escándalo, recibiendo el autor amenazas de quienes se sintieron caricaturizados en ella. Con toda esta gresca, tuvo que salir por patas y pasar una temporada en Italia recuperándose del disgusto.

A su regreso a Inglaterra, escribió relatos satíricos y la novela "El Duquesito", que alcanzó un éxito notable y le reportó dinerillo con los que saldar algunas de sus muchas deudas, ya que era un hombre de gustos caros.

En 1830 realizó un largo viaje que le condujo a España, Malta, Turquía y Jersualén, donde se reconcilió con sus orígenes judíos. Aquí comenzó su novela "Alroy". De regreso a casa, escribió "Contarini Fleming", y decidió dedicarse a la política, su única posibilidad para cumplir su desmedida ambición. Para introducirse en este difícil mundo, se metió a saco dentro de los salones de la alta y refinada sociedad londinense. Sus brillantes maneras, su cultivado y prodigioso cerebro y su dandista extravagancia en el vestir subyugaron a las encantadas aristócratas (muchas de ellas casadas y a las cortejó sin complejos), que le convirtieron en uno de los personajes más populares del pijerío de Londres. De ahí al Parlamento había un paso. En esta fase cortesana previa a su entrada por la puerta grande en la política escribió dos novelas, "Henrietta Temple" y "Venetia".

En su folleto "Vindicación de la Constitución Inglesa" (1835), defendía la necesidad de una profunda reforma parlamentaria que sacase el sistema político inglés del obsoleto liberalismo en que estaba sumido. Con el advenimiento de la reina Victoria en 1837, Disraeli accedió a la Cámara de los Comunes.

Entre 1844 y 1845 escribió tres obras cortas, de corte político y panfletario: "Joven Inglaterra", "Coningsby" y "Sybil". En 1847 publicó la novela "Tancredo o la nueva cruzada".

Después de su primera etapa como Primer Ministro tory (conservador) en 1867 y antes de que la reina Victoria le encargase formar de nuevo gobierno después de ganar las elecciones de 1873-74, escribió la novela "Lotario".

En las elecciones de 1880 Disraeli fue derrotado por su gran rival político, el whig William Gladstone. A sus setenta y seis años, consideró que ya estaba hastiado de vida pública y abandonó la política. Y acomewtió su último proyecto literario, "Endymion" novela rebosante de nostalgia por los paraísos perdidos de su juventud. El 19 de abril de 1881, una bronquitis se llevó al gran político victoriano al otro barrio.

 

 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria