| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Costa Mediterránea y Canarias
   

- Cabo de Gata-

El PCabo de Gataarque Natural Marítimo-Terrestre de Cabo de Gata-Níjar, con 37570 ha terrestres y 12126 ha marinas, fue declarado área protegida en diciembre de 1987 por decreto de la Junta de Andalucía, atendiendo a unas características peculiares, únicas en Europa: geología volcánica junto a la costa y su clima semiárido. Estas circunstancias provocan ecosistemas únicos con vegetación y flora singulares, en muchos casos endémicos. Junto a esto, una interesante fauna esteparia, y un litoral abrupto salpicado de bellas calas continuadas por ricos fondos marinos de gran riqueza ecológica. Y tampoco podemos olvidar el patrimonio arqueológico, etnográfico y antropológico: torres de vigía, castillos y baterías de costa, molinos de viento y de agua, pozos con norias y aljibes de traza bereber.

San José tiene entre 700 y 750 personas censadas y una población flotante que varía según la época y que alcanza su tope en el mes de Agosto y durante la semana santa. Rodeado de playas, calas pequeñitas y mucha naturaleza te permite ver el cielo por sus edificaciones de escasa altura.

La ensenada de los Escullos define el espacio que va desde la Isleta del Moro hasta la Punta del Esparto, con la playa del Arco y la cala del Embarcadero. Hemos llegado a través de un valle sedimentado por las ramblas provenientes de los cráteres extintos de Majada Redonda y Los Frailes, cuya cima es uno de los lugares más bellos que podemos contemplar dentro del Parque. Cuenta con dunas fosiles (oolitos) de impresionante belleza. El castillo de San Felipe se alza sobre un monte en la llamada punta del Esparto, Sobre estas dunas fósiles está construído este Castillo, levantado en el siglo XVIII (1771). por Carlos III para defensa del litoral frente a las agresiones berberiscas.

El faro de Cabo de Gata fue construido en 1863 y se encuentra en el extremo del Cabo, sobre el romano "promontorius charidemi".  El mirador "Arrecife de las Sirenas" nos ofrece unas vistas de pequeñas calas, rocas puntiagudas y grandes acantilados, bañados por un agua cristalina. Las sirenas a las que se refiere el nombre del arrecife son las focas monje. El nombre original del Cabo de Gata era de "Agata" (una piedra semipreciosa).

Las salinas del Cabo de Gata son albuferas naturales de las que los fenicios extrajeron sal, y después de ellos los romanos, los cuales las canalizaron y explotaron de forma industrial. Son auténticas despensas para muchas aves, en donde encuentran el alimento que les falta en sus áreas de cría, resecas en verano.

La Almadraba de Monteleva es una pequeña población que ha tomado su nombre del arte de pesca que se montaba frente a su costa para capturar atunes en su época de migración. La iglesia de este poblado salinero es uno de los edificios más emblemáticos del parque y data de 1907.

El Playazo de Rodalquilar, es un bellísimo rincón playero que incluyo dentro de su paraje el castillo de San Ramón, del siglo XVIII, de propiedad privada y que parece proteger la intimidad de la abrupta cala del Cuervo, situada entre acantilados rocosos.

Aguamarga sostiene parte de su tradición pesquera, aunque ha pasado a ser un gran centro turístico de la costa. El núcleo urbano de Agua Amarga está formado por un grupo de casas sencillas, blancas, y algunas instalaciones hoteleras al lado del mar; ideal para descansar y disfrutar de la tranquilidad.

Y a continuación propongo varias excursiones a pie por la zona litoral del Parque:

- De San José al Morrón de los Genoveses por la playa de los Genoveses y volviendo a San José por un sendero que rodea el promontorio.

Playa Genoveses

- De la Playa de los Genoveses a la playa de Mónsul, por las calas de los Basaltos, Calas del Barronal y playa del Barronal.

cala Basaltos

- De la playa de Mónsul a la Punta Colorá, por la playa de la Media Luna y Cala Carbón.

Punta Colorá

- De San José a Los Escullos con vistas al mar: Cala Higuera, cerro de La Higuera, Cala Grande.

 

 
   
© by Diego Salvador desde 2006