| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Arqueologia

Idolo de Peña Tú
Neanderthales en Pinilla del Valle
Complutum
Estar en la gloria
Baños árabes en Ronda
Tumbas rupestres en la Demanda
La Alcazaba de Almería
Minas de hierro en Cabárceno
Poblado ibérico de San Antonio
La ciudad de Julióbriga
Cripta visigótica de San Antolín
El Monasterio de los Angeles
Alarcos medieval
Calatrava la Vieja
El Cerro de la Encantada
Cultura de los Millares
La Dehesa de la Oliva
Complutum
Paseo por el M.A.R.
Las Cogotas
Ulaca
La zona Arqueológica de La Cabrera
Necrópolis medieval de Sieteiglesias
El Convento de San Antonio
El Torreón de Arroyomolinos
Piedra Escrita de Cenicientos
Yacimiento de La Mezquita en Cadalso de los Vidrios
El Palacio de Villena en Cadalso de los Vidrios
La necrópolis visigoda de Colmenar Viejo
El puente de El Grajal
Alcalá la Vieja
Puente del Pasadero
Molinos y batanes de El Grajal
Castillo de Aulencia o Villafranca
El puente romano de El Berrueco
La ermita de Santa María de Valcamino
La necrópolis visigoda de La Cabrera
Los molinos del río Perales
El canal de Cabarrús
Presa del Gasco
Puente de Alcanzorla
La calzada romana de Galapagar
El Románico del Valle de Arán
Los poblados visigodos de Colmenar Viejo
Santa María de Melque
Un fenicio en el Teatro Cómico de Cádiz
Ruinas Santa María de Tina
Cueva del Pindal
Conjunto arqueológico de Carranque
Talavera la Vieja: La Augustobriga romana
San Juan de la Peña
Iglesia de San Caprasio
Las iglesias de Serrablo
Dolmen de Santa Elena
Fortín de Santa Elena

 

EL PUENTE DE EL GRAJAL

 

El Puente del Grajal se halla en el término municipal de Colmenar Viejo, en la Comunidad de Madrid, construido sobre el curso alto del río Manzanares, junto a la carretera M-618, que enlaza Colmenar con Hoyo de Manzanares y Torrelodones.

El puente formaba parte de un camino militar de época andalusí, que unía Talamanca de Jarama con el Los puentes viejo y nuevo  de El Grajal en amigable compañiaValle del Tiétar, y que enlazaba las atalayas y ciudadelas fronterizas que componían la parte del sistema defensivo cordobés conocido como Marca Media (entre el siglo IX y el XI), a fin de hacer frente a las cada vez más atrevidas incursiones de los cristianos del norte. Las fortificaciones más próximas al puente son las de Hoyo de Manzanares (La Torrecilla), y la torre-vigía de Torrelodones, ambas todavía en pie a pesar de los avatares históricos. El puente de El Grajal sufrió una remodelación durante el siglo XVIII, que alteró en parte su aspecto.

El Puente del Grajal está construido enteramente en piedra de granito, encajada en la estructura mediante mampostería, excepto en las dovelas, que están formadas por sillares regulares. Presenta un único arco de medio punto, de sillería con tímpano y pretil solucionados por sillares y sillarejo, cimentado directamente sobre la roca y conservado en muy buen estado. Tiene una luz de 10 m. El ancho de su tablero es de 3,34 m, equivalentes a 6 codos rassassíes, que, junto a los 5 codos, eran las dos medidas más utilizadas en los puentes islámicos peninsulares antes de la descomposición del califato cordobés. Conserva en parte el pavimento original de grandes losas de piedra ubicadas en un perfil típico de 'lomo de asno' que denota una reconstrucción propia de momentos avanzados de la Edad Media. Las medidas del tablero del puente están en consonancia con otros puentes madrileños, como el del Pasadero, sobre el río Perales, y el de Alcanzorla, sobre el Guadarrama. Estos tres puentes deben de haber sido concebidos en la misma época y conectaron parte del sistema defensivo del emirato y posteriormente califato cordobés en tierras madrileñas. Con toda seguridad, responden a un mismo plan general, que posiblemente fue el que ordenó poner en marcha Muhammad I, el mismo emir que ordenó reforzar las defensDetalle del tableroas de la fortaleza de Mayrit a mediados del siglo IX.

El Puente del Grajal no descansa directamente sobre la roca, sino en una especie de zócalo, que, además de ser un punto de apoyo, permite encauzar la corriente. Además la técnica constructiva empleada, mampostería con cal, revela un origen andalusí.

Es posible que su origen primigenio fuese romano y estuviese asociado a una vía romana secundaria de desarrollo transversal a la calzada principal de la Fuenfría, que es la principal vía que atraviesa la Comunidad de Madrid.

Junto a él, aguas abajo, se alza otro puente mucho más moderno, el Puente Nuevo del Grajal (inaugurado en 1895), que soporta la circulación de vehículos entre Colmenar y Hoyo de Manzanares en la carretera M-618. Aguas arriba, se encuentra la central hidroeléctrica de El Navallar, complejo integrado fundamentalmente por la Presa del Grajal y el sifón de Navarrosillos, y gestionados por el Canal de Isabel II.

 

 

© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria