| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Antigua

El final de Valeriano
Origen de los maronitas
Alejandro, hijo de Zeus
Gadir, ¿primera ciudad occidental?
¡¡Por Endovellico!!
Retógenes Caraunio
Tomiris y los masagetas
Nearcos, almirante macedonio
Los Macabeos
La Ultima Thule
Las Columnas de Hércules
El legado Tito Labieno
Aproximación al Elam
Los honderos baleáricos
Petra Oleum
Caída de Nínive
El Batallón Sagrado
El asedio de Masada
Muerte de dos Cónsules
Fundación de San Marino
Nórax en Cerdeña
Vajilla ática en Hispania
Aceite bético para Roma
El vino de Falerno
Los Soldurios
Los Eforos de Esparta
El colectivismo vacceo
Sertorio en Tingis
Atia y Servilia
Los sufetes púnicos
Los moros
Farenheit 451
Pero, ¿y Alesia?
Un comercio saleroso
Perfidia púnica
La confederación filistea
Decébalo el Dacio
Aspasia de Mileto
Mercenarios en Cartago
Los donatistas
La farmacopea más antigua del mundo
La conjura de Catilina
Los turboletas
Lucio Cornelio Balbo, banquero de César
Un etrusco en Roma
La diarquía espartana
La destrucción de Agrigento
Desastre ateniense en Siracusa
Un reino cristiano en Abisinia
La invención de la democracia
Cneo Pompeyo Estrabo Carnifex
Livio Druso, el amigo de los itálicos
La falcata ibérica
Emilio Paulo el Macedónico
Cicerón versus Publio Clodio
El origen de la escritura
El fin de Yugurta
El último emperador

 
 

LOS TURBOLETAS

Los turboletas aparecen pocas veces citados en las fuentes clásicas. En Apiano (Iber, 10), en Polibio, III, 15,7 y Tito Livio,XXI,6,1 para los acontecimientos de 219 a.C., en Tito Livio, XXIV, 42,11, para los de 212 a.C., en Tito Livio, XXVIII, 39 para los hechos referidos al 205 a.C., en Tito Livio, XXXIII,44,4, para los acaecidos en 196 a.C., y en el geógrafo Ptolomeo, que escribe sus textos en el siglo II d.C., y quien cita entre los bastitanos la ciudad de Túrbula, posible capital epónima de esta gente, dando asimismo como coordenadas 13º30' - 39º15'.

Las interpretaciones que se dan a estas citas grecorromanas son muy diversas. En la búsqueda de la situación teórica de los turboletas, las informaciones con que contamos sobre las etnias vinculadas con Sagunto (según Apiano, Tito Livio y Polibio) descartan el norte de la ciudad destruida por Aníbal, tierra de ilercavones, o el sur, ocupado por los edetanos, dentro de los cuales se encontraban los mismos saguntinos, según Ptolomeo. Sólo hacia occidente podrían estar las tierras de estos supuestos turboletas. Ptolomeo, como hemos visto, citaba la ciudad de Túrbula, pero perteneciente a los bastitanos. Desde luego hay una notable coincidencia toponímica entre la ciudad y el supuesto pueblo, pero el investigador Burillo Mozota no acepta como seguras las coordenadas ptolemaicas. La atribución étnica de Túrbula a los bastitanos, no debiera descalificar la correspondencia entre ambos términos, pero se señala que una situación tan norteña de los bastetanos (cercanos al sur de la actual provincia de Teruel) se debe a un error de Ptolomeo o de sus copistas y comentaristas.

Se han llegado a relacionar por homofonía con la ciudad de Teruel, y algunos estudiosos han defendido la existencia de una población de "turos", identificados con los turboletas, que darían lugar a la población de Torol o Turol. Según el mismo Burillo Mozota, carace de validez relacionar actualmente a los turboletas con un pueblo denominado turos.

Es frecuente la adscripción del los turboletas al ámbito celta/celtibérico, utilizando las tesis "invasionistas", hoy un poco trasnochadas ya, de Bosch Gimpera, que les hizo responsables de la raíz céltica "Seg" en Segorbe y Sagunto, y de la presencia de materiales de Campos de Urnas en este territorio. Tampoco, según Burillo, se puede aceptar la idea de Almagro Basch, quien afirma que el derecho consuetudinario recogido en los fueros de Teruel, Daroca, Calatayud y Molina, marca una continuidad económica, social y política que se remonta supuestamente hasta la época en que los turboletas aparecen en los escritos de los autores arriba mencionados, es decir, hasta comienzos del siglo III a.C., por lo menos. El hecho de que los topónimos en "Tur" correspondan a una lengua indoeuropea de tipo paleoeuropeo, según algunos investigadores, no es un argumento válido para incluir a los turboletas en la Céltica peninsular. Aún admitiendo su hábitat en las sierras turolenses, que ya es mucho admitir, en este territorio, coexisten textos en lenguas celtibéricas e ibéricas, por lo que también podríamos proponer a los turboletas como una etnia ibérica.

En resumidas cuentas, no tenemos argumentos suficientes como para admitir a los turboletas en la ya abultada nómina de los celtíberos, pero en cambio, su cercanía a la ciudad-estado de Sagunto, como los sitúan las fuentes clásicas, unido a una característica de etnia mononuclear (una sola ciudad) que recibe el nombre de su ciudad epónima, nos hace sospechar más bien, que este pueblo, si es que existió como una etnia diferenciada, se identificaría más bien dentro del conglomerado de pueblos iberos.

Y...poco más sobre estos misteriosos turboletas...

 
 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria