| Inicio | Contacto | Viaje por España | Revista Historia | Biblioteconomía | Noticias carpetanas | Madrid críptico | Blog |
Revista de Historia Antigua

El final de Valeriano
Origen de los maronitas
Alejandro, hijo de Zeus
Gadir, ¿primera ciudad occidental?
¡¡Por Endovellico!!
Retógenes Caraunio
Tomiris y los masagetas
Nearcos, almirante macedonio
Los Macabeos
La Ultima Thule
Las Columnas de Hércules
El legado Tito Labieno
Aproximación al Elam
Los honderos baleáricos
Petra Oleum
Caída de Nínive
El Batallón Sagrado
El asedio de Masada
Muerte de dos Cónsules
Fundación de San Marino
Nórax en Cerdeña
Vajilla ática en Hispania
Aceite bético para Roma
El vino de Falerno
Los Soldurios
Los Eforos de Esparta
El colectivismo vacceo
Sertorio en Tingis
Atia y Servilia
Los sufetes púnicos
Los moros
Farenheit 451
Pero, ¿y Alesia?
Un comercio saleroso
Perfidia púnica
La confederación filistea
Decébalo el Dacio
Aspasia de Mileto
Mercenarios en Cartago
Los donatistas
La farmacopea más antigua del mundo
La conjura de Catilina
Los turboletas
Lucio Cornelio Balbo, banquero de César
Un etrusco en Roma
La diarquía espartana
La destrucción de Agrigento
Desastre ateniense en Siracusa
Un reino cristiano en Abisinia
La invención de la democracia
Cneo Pompeyo Estrabo Carnifex
Livio Druso, el amigo de los itálicos
La falcata ibérica
Emilio Paulo el Macedónico
Cicerón versus Publio Clodio
El origen de la escritura
El fin de Yugurta
El último emperador

 
 

PERO ¿Y ALESIA?

De la batalla de Alesia se ha hablado largo y tendido, pero del emplazamiento del oppidum galo ya es harina de otro costal, puesto que es más complicado hallar noticias fidedignas. Lamentable chauvinismo francés, que dirían Goscinny y Uderzo en su genial obra asterixiana "El Escudo arverno", , alguno de cuyos personajes asistieron en persona a la inmortal debacle de las tribus galas, zarandeadas sin piedad por el imperialista Cayo Julio César y sus aguerridas legiones, y que se han "olvidado" del emplazamiento del lugar de su derrota (¡¡¡nadie sabe dónde está Alesia!!!, decía Abraracurcix, el jefe de la aldea de Asterix). Según describe el mismo César, Alesia estaba situada en la cima de una colina rodeada por valles y ríos y contaba con importantes defensas.

Durante los siglos XIX y XX se han presentado varias candidaturas a albergar el lugar de la derrota de Vercingetórix. El mismo emperador Napoleón III impulsó el culto nacional a los ancestros galos, quintaesencia del espíritu patriótico (algo así como los numantinos en este lado de los Pirineos). Y a él se deben las excavaciones arqueológicas emprendidas entre 1860 y 1865 en Alise-Sainte-Reine, pSitio de Alesiaueblecito situado a diez kilómetros al nordeste de Semur-en-Auxois en Côte d'Or (Borgoña) declarada oficialmente desde entonces el emplazamiento original de la  antigua Alesia. Descubrimientos arqueológicos más recientes parecen confirmar esta ubicación de Alise-Sainte-Reine como la más probable, ya que los detalles de los trabajos de ingeniería se encuentran en los Comentarios de la Guerra de las Galias de César. La localización exacta de Alesia se identificó en Alise-Sainte-Reine por medio de arqueología aérea en 2004.

Sin embargo, siempre han existido insumisos con la tesis oficial del emplazamiento de Alesia, que aseguran que la topografía de la región donde se encuentra Alise-Sainte-Reine no encaja con la descripción hecha por César. El lugar es además pequeño para acoger los 80.000 guerreros galos a pie, junto a la caballería y el personal auxiliar del que informan las fuentes clásicas.

Los investigadores que rechazan esta localización proponen la formada por el tándem Syam y Chaux-des-Crotenay, en el Jura. Los defensores de esta opción no ven concluyentes las investigaciones arqueológicas en Alise-Sainte-Reine, y alegan que Alesia estaba a orillas del Lemme y el Saine y no del Oze y el Ozerain.

Otros historiadores creen que Chaux-des-Crotenay (localidad situada en el Franco Condado) podría haber sido la antigua ciudad, basándose en ruinas de fortificaciones encontradas allí y que parecen coincidir con la descripción de la batalla dada por César en sus Comentarios... Las investigaciones previas sacaron a la luz un complejo sistema de fortificaciones romanas que coinciden con la descripción de las obras de ingeniería romanas atestiguadas por César. Sin embargo, todavía es necesaria un mayor investigación para confirmar definitivamente la localización de Alesia.

 

 
 
© by Diego Salvador desde 2006
Revista de Historia Medieval Revista de Historia Moderna Revista de Historia Contemporanea Revista del Mundo Actual Revista de Arqueologia Revista de Historia Antigua Revista de Prehistoria